restaurante kruger

¿Halloween o Seleenwoche? Así se celebra en Alemania la festividad de todos los santos

Se acerca Halloween y cada país lo celebra de una forma distinta. En España tenemos el día de todos los santos, fecha que tradicionalmente no es muy festiva sino más bien una jornada para el recuerdo de familiares fallecidos.

No obstante entre los jóvenes cada día cala más se centran en el carácter festivo de Halloween exportado por los países anglosajones. ¿Qué es más típico de España que apuntarse a todas las fiestas? Aunque Halloween sea una festividad extendida a nivel mundial, existen algunas variantes de la misma celebración en distintos puntos del planeta.

En Alemania por ejemplo, Halloween es conocido como Seleenwoche (La Semana de Todas las Almas) y tiene algunas particularidades que la diferencia de la popular celebración exportada a todo el mundo. Seleenwoche es una fiesta de origen austriaco y como bien indica su nombre su duración se extiende a lo largo de una semana completa, concretamente entre el 30 de octubre y el 8 de noviembre.

Durante esta semana la gente reza por sus seres queridos fallecidos y dejan pan, agua y una lámpara sobre la mesa antes de irse a dormir. Esta tradición se debe a la antigua creencia de que durante esta época del año existen fuertes energías cósmicas que levantan la cortina que separa el mundo de los vivos y los muertos. Las ofrendas puestas sobre la mesa sirven para dar la bienvenida a los espíritus de los muertos de forma muy similar a la celebración de Halloween.

haloween

Las familias en Alemania se reúnen el día de todos los Santos (el 1 de noviembre) para celebrar la presencia de sus ancestros durante la víspera de este día. Caminan por las tumbas con lámparas para guiar a los muertos a través de la oscuridad hasta que dichas lámparas se depositan sobre las tumbas. Las campanas de las iglesias suenan a medio día durante ese día, señalando la liberación de las almas y su necesidad de abandonar el mundo de los vivos para dirigirse al más allá.

Además, los católicos acuden a misa para honrar a los santos, mártires y todos aquellos que hayan muerto por defender la fe católica. Algunos visitantes decoran las tumbas de sus familiares con coronas de flores y velas de forma muy similar a lo que se hace en España.

Los restaurantes alemanes en Madrid son muy conscientes de la importancia de este tipo de celebraciones y por ello preparan sus cartas para tener platos típicos de esta época del año. Entre las sugerencias de temporada del Restaurante Kruger se encuentra la Spatzle gemusepfanne (pasta alemana salteada con verduras frescas de temporada), la Spatzle kase mit zwiebeln (pasta gratinada con queso edam y aros de cebolla), la sopa de cebolla (caldo de carne, tosta de pan gratinado con queso gouda y cebolla crujiente), la Kartoffelsuppe (crema de patata y salchicha alemana), Goulash a la antigua (goulash de ternera elaborado de forma tradicional alemana) y el costillar Kruger (costillar con miel y guarnición de patatas y manzanas salteadas).

Estos y otros platos tradicionales junto a los mejores guisos, carnes a la brasa y cervezas de importación componen la carta del Restaurante Kruger.

Semmelknödel: un plato típico alemán

La cocina tradicional alemana cuenta con numerosas variedades de nutritivas sopas y guisos donde los cereales y la carne juegan un papel muy importante.

Dentro de Alemania, la región de Baviera al sur del país cuenta con una selección de platos icónicos entre la cocina internacional. No obstante, no se trata de una cocina sofisticada. Es una cocina básica, de campaña, que los labradores de los campos de Baviera consumían para recuperar fuerzas. Entre las características comunes de los platos de Baviera está la carne asada especiada, la pasta y la harina. También es parte de la tradición del sur de Alemania realizar una comida entre el desayuno y el almuerzo: el llamado Brotzeit, un contundente tentempié consistente en rebanadas de pan acompañadas con salchichas, queso o algún ahumado servido sobre una cama de rábanos o queso.

Uno de los platos más famosos de la cocina de Baviera es el Semmelknödel, una especialidad típica en las fiestas del oktoberfest. El Smmelknödel (semmel significa pan y knödel redondeado según un dialecto de Alemania del sur) son bolas hechas con pan que suponen una tradición culinaria en el sur de Alemania, en Austria y en la República Checa. Son un acompañamiento típico de platos como el asado de cerdo,  el Sauerkraut (chucrut de hojas de cebolla fermentada), los platos de lentejas o las setas. En Alemania se puede encontrar ya preparado en los supermercados o se puede disfrutar de este plato en los restaurantes con una preparación más tradicional.

Para elaborar el Semmelknödel se utiliza pan duro de viejos Brötchen (panecillos típicos alemanes) cortándolo en finas rodajas o en cubos. Después se sumerge el pan cortado en leche caliente para que se haga húmedo. Algunas recetas le añaden algo de mantequilla, cebolla picada, perejil, huevo y especias según el gusto del cocinero. Luego se hacen las bolas y se añade algo de harina para que espese. Las bolas resultantes se cuecen (sin que lleguen a hervir) en salmuera durante 20 minutos. Se considera que el Semmelknödel está listo cuando las bolas suben a la superficie del líquido.

Otras variantes cambian la mezcla, el tiempo de cocción y los ingredientes añadidos. Por ejemplo, en la cocina de Viena hay mucha influencia de la cocina de la República Checa, donde también se prepara el Semmelknödel de distintas formas.

Existen variantes de Semmelknödel que utilizan los típicos Bretzel como pan base yse conocen como Breznknödel. Otra variante utiliza manteca en su masa y se sirve con ensalada o Sauerkraut (chucrut). Los semmelknödel sobrantes del día anterior se cortan en rodajas y se fríen acompañados de huevo frito o de ensalada. También pueden servirse con huevos revueltos, con salchichas, con cebollas, vinagre, aceite sal y pimienta.

Los mejores restaurantes de comida alemana cuentan con al menos una variedad de Semmelknödel en sus cartas, todo ello acompañado siempre de la mejor cerveza de importación.

Propósitos para el 2016

Con la llegada del año nuevo vienen también los propósitos y buenos deseos de cambio a nuestras vidas. El único problema es que la mayoría de estos cambios también requieren tiempo y esfuerzo por nuestra parte.

sparkler-677774_960_720

Casi todo el mundo sitúa en lo más alto de la lista para el año que comienza el propósito de ponerse en forma. Este deseo implica varias acciones, tales como comenzar una dieta, acudir al gimnasio o comenzar unas rutinas de vida saludable que implican salir a correr o andar a diario. El problema es que luego empiezan las tentaciones de comidas entre horas o la comida rápida y fácil de hacer, el gimnasio empieza a parecer caro para las pocas veces que acudimos y salir a hacer ejercicio fuera requiere de una planificación o unos madrugones que cuesta mucho mantener.

Otro propósito muy importante que nos hacemos cada año es el de ahorrar. Evitar los números rojos siempre es deseable, sobre todo si queremos ahorrar dinero para algún viaje o proyecto de futuro interesante. El problema es que este proceso es una carrera de fondo, siempre surgen gastos inesperados y las rebajas pueden ser muy tentadoras… Hay que intentar no sucumbir más de lo necesario.

Sé valiente y haz todo lo posible por cumplir tus sueños si aún no los estás viviendo. Quizá todavía no tengas el trabajo de tus sueños, quizá todavía no hayas visitado ese rincón del mundo que llevas años deseando ver… Pero no te rindas y no te angusties si todas estas cosas te parecen lejanas. Tampoco te obesiones con que 2016 tiene que ser el año en el cual estos sueños se hagan realidad. Puedes trabajar poco a poco para alcanzarlos (estudiando, ahorrando, planificando) y quizá antes de lo que esperas podrás realizar tus sueños para justo después fijarte otros nuevos.

Salir más con los amigos. Es la mejor forma de diversión y está al alcance de todo el mundo, lo único que tienes que hacer es derribar el muro de las excusas autoimpuestas y sacar a tus colegas de la rutina con planes divertidos e interesantes. Salir a cenar por ejemplo es un plan sencillo al cual suele apuntarse mucha gente, sobre todo si les tientas con una interesante carta restaurante alemán. El Restaurante Kruger situado en pleno centro de Madrid cuenta con una extensa variedad de especialidades alemanas entre las que se incluyen tanto carnes como guisos y ensaladas típicas de tierras germanas, todo ello maridado con la mejor cerveza alemana de importación.

Cómo maridar los platos típicos alemanes

Tal y como es de sobra sabido, la cerveza en Alemania goza de una tradición y un prestigio internacional. Esta bebida milenaria cuenta incluso con una “ley de la pureza alemana” centenaria (aunque revisada a principios del siglo XX) en la cual se determina que una cerveza artesanal sólo podía elaborarse a partir de tres ingredientes: agua, malta de cebada y lúpulo, ya que en los orígenes de esta ley (siglo XVI) no se utilizaba la levadura.

En la actualidad la cerveza alemana es garantía de una gran calidad. Como muestra de ello, Alemania exporta fuera de sus fronteras la fiesta del Oktoberfest en la cual corren litros de cerveza a través de las pintas al mismo tiempo que se degustan platos típicos como la gran variedad de salchichas y carnes que también hacen popular a la cocina alemana. Para disfrutar tanto de la cerveza como de la comida alemana, nada mejor que el Restaurante Krüger en Madrid.

beer-932994_640

El maridaje de la cerveza con los platos típicos alemanes es una tradición ancestral. He aquí algunas de las recetas que se aprovechan de la cerveza para realzar su sabor.

Franziskaner: Una de las variedades de cerveza de trigo más conocidas y exportadas de Alemania. Se recomienda acompañar esta bebida con pastas italianas como la lasaña, haciendo que sea ideal para las comidas familiares.

Paulaner: cerveza de trigo blanca típica de la región de Baviera en el sur de Alemania. Tiene un toque ácido y un buen equilibrio entre lo dulce y lo amargo. Cuenta con un aroma a plátano y levadora que la hacen perfecta para acompañar platos de sabor frutal, como comidas exóticas de origen árabe o postres.

Schofferhofer Hefeweizen: esta cerveza se caracteriza por sus toques a levadura y cítricos, marcadamente ácidos, refrescante y con un amargor suave. Muy apropiada para platos con pescado y verduras.

Schneider Weisse: se trata de una marca de cerveza de trigo muy conocida en Alemania. Se distingue por contar con suaves toques ácidos y poco amargar. Combina muy bien con platos de carne suave como aves o conejo acompañadas de salsas también suaves.

Konig Ludwig Weizen Dunkel: cerveza suave y refrescante con un suave sabor a trigo. Acompaña perfectamente a platos de pescados salados, como por ejemplo el bacalao.

Licher Hefe Hell: se trata de una cerveza muy aromática con matices de plátano, miel y varias especias. Es recomendable combinarla con platos de carnes y quesos contundentes.

La mejor forma de disfrutar de la cocina y de la cerveza alemana es desplazándose al restaurante Krüger, un restaurante para grupos en Madrid, donde predomina la abundante comida y bebida alemana a precios accesibles.

Por qué elegir un restaurante en el centro para una celebración

El centro de Madrid es un lugar fascinante. En las arterias de la capital española se respira aire de metrópolis y diversidad cultural, tanto entre sus habitantes como en sus locales y comercios. Si buscas celebrar alguna fiesta, cumpleaños, cena de empresa, reunión de compañeros de clase o cualquier otro tipo de celebración, piensa que tan importante es el lugar de la comida como su localización estratégica. Cuanto más céntrico sea el restaurante elegido, más cerca estarán después los mejores pubs, discotecas y locales de copas.

galeria61

Si buscas un restaurante en Plaza España, Madrid y tienes planeada una cena o almuerzo con mucha gente, el Restaurante Kruger es una gran opción. La mejor comida alemana (carnes y guisos abundantes) combinada con la mejor cerveza alemana (a elegir entre varias especialidades y con opciones de barra libre) son un reclamo especialmente llamativo para quienes tengan buen saque.

La carta del Restaurante Kruger cuenta con una amplia variedad de salchichas alemanas acompañadas de puré de patata y chucrut entre otras variedades. Es especialmente cómodo y alegre para grandes grupos de gente joven o familias con niños, ya que también dispone de menús infantiles para todos los gustos.

barRestaurante Kruger cuenta con un local enorme y muy bien emplazado en la Plaza España, pleno corazón de Madrid. Un servicio atento y rápido se esmera por atender a grandes grupos de comensales trayéndoles generosas raciones de platos alemanes y frías jarras de las mejores especialidades cerveceras alemanas.

Las cenas informales con amigos se disfrutan más en locales con un ambiente distendido y festivo. Además, los precios se ajustan mucho con una gran relación calidad-precio, especialmente en los menús de grupo, para que todo el mundo pueda acabar bien satisfecho sin necesidad de realizar un gran desembolso.

Dentro de un grupo de amigos, ya sean estudiantes, compañeros de trabajo o colegas de toda la vida, siempre hay una buena noticia que celebrar: un cumpleaños, un nuevo empleo, una despedida de soltero, el aniversario de una fecha importante… Cualquier excusa es buena para buscar un lugar en el cual celebrar una fiesta a lo grande.

Si a ti y a tus amigos os gusta la buena carne, la comida copiosa y regarlo todo con unas buenas jarras de cerveza, no dudes que Restaurante Kruger es tu mejor opción para comer como un rey (alemán) por un precio económico.

Consejos para organizar a la perfección tu viaje de fin de curso

El viaje de fin de curso es uno de los momentos más esperados por los estudiantes. Supone el final de una etapa, dejar atrás el instituto o la universidad y el comienzo de una nueva vida. Y también, la ocasión de ir a lugares a los que, de otra manera, tal vez no se iría. Además, supone una manera de estrechar lazos con los compañeros de clase y de conocer gente nueva, así que cuanto más perfecto sea, más se disfrutará y se recordará durante toda la vida. Organizarlo puede suponer una auténtica odisea, pero para evitarlo, desde Restaurante Kruger os damos algunos consejos.

Comenzad cuanto antes
Dejar la organización para última hora es un error. En primer lugar, porque puede que los destinos que queramos ya estén ocupados. Y en segundo lugar, porque siempre surgen problemas de última hora y cuanto antes los solucionemos, mejor. Hay quienes incluso comienzan a planteárselo el año de antes del viaje, y la verdad es que es un acierto porque así pueden tomarse decisiones sin la presión del tiempo.

fin de curso viaje

Organizad un comité
Aunque el destino se elija por mayoría y todo el mundo colabore, la organización es importante. Una buena manera de solventar este problema es organizar un comité de pocas personas que sean las que se encarguen de hablar con las agencias de viajes, recoger el dinero y organizar las actividades necesarias para la financiación. Lo mejor es que sean personas responsables y que siempre estén disponibles si surge algún problema durante la organización.

Elegid un destino realista
Punta Cana, el Caribe, las Islas Griegas o los cruceros por el Mediterráneo suelen ser algunos de los destinos más escogidos por los estudiantes. Son destinos asequibles y baratos por la gran afluencia de viajeros. Nuestro consejo es reduzcáis las opciones a tres o cuatro destinos asequibles, teniendo en cuenta los gustos de todos los compañeros y de ahí, evaluéis los pros y los contra de cada uno hasta tener el definitivo.

Marcad la fecha del viaje
Las fechas son importantes para el viaje, no sólo por el clima, sino también por el precio. Aunque suelen ser a final del curso, en torno a los meses de mayo-junio, lo cierto es que dos semanas de diferencia pueden suponer un buen pellizco en el presupuesto. Tened en cuenta todos estos detalles a la hora de elegir la fecha y ver las opciones disponibles.

Buscad ideas para la financiación
Vender camisetas, polvorones, organizar fiestas en discotecas, almuerzos y comidas en un restaurante para grupos… son algunas de las ideas que cada año eligen los alumnos para sacar un dinero a la hora de financiar su viaje. Si habéis empezado a prepararlo pronto tendréis más margen para realizar estas actividades e innovar con otras y así podréis autofinanciar la mayor parte del viaje sin tener que tirar de ahorros.

¡Disfrutad!
El último consejos es obvio, una vez que lleguéis al destino, disfrutad todo lo que podáis para hacer de este viaje un momento inolvidable con los compañeros de clase.

Cómo organizar una comida de antiguos alumnos

A todos nos gusta volver a ver a los antiguos amigos. Es posible que debido a diversas circunstancias, hayamos perdido contacto con compañeros de clase y por eso, las reuniones de antiguos alumnos suelen ser momentos muy emotivos y especiales para todos nosotros. Ahora que está de moda organizar comidas de antiguos alumnos, en Restaurante Kruger te damos algunos consejos para que esta reunión sea todo un éxito. Seguro que acabáis deseando organizar otra en poco tiempo.

Invita a todo el mundo
El empollón, la pija, el malote de la clase… todos hemos tenido rencillas con todos, pero deben olvidarse. Si vas a hacer una reunión de antiguos alumnos tienes que invitar a toda la clase sin excepción. Ten en cuenta que ha pasado mucho tiempo, así que esos pequeños encontronazos posiblemente se habrán olvidado. Y si no, este es un buen momento para hablarlo y arreglarlo. No invitar a alguien porque no te cae bien es un detalle muy feo que puede acabar arruinando este reencuentro.

comida en grupo

Elige una fecha asequible
A la hora de fijar la fecha, lo mejor es que seas lo más flexible posible. No todo el mundo tiene las mismas facilidades o los mismos horarios de trabajo, por lo que lo ideal es fijarla a largo plazo y, a ser posible, en una época en la que todo el mundo tenga descanso. Una buena fecha puede ser un puente o la época de navidad, donde hay días festivos en los que la mayoría de las personas es posible que tengan día libre. Puedes empezar fijando dos o tres fechas hasta conseguir una en la que el mayor número de asistentes pueda ir.

Mantén informados a todos: redes sociales
Las redes sociales se han convertido en nuestras grandes aliadas para encontrar a antiguos compañeros de colegio. Así que puedes utilizarlas para informar sobre cambios y novedades del encuentro. Desde una web hasta un grupo de Whatsapp pasando por un evento en Facebook… tienes multitud de posibilidades para informar a los ex compañeros de los planes que se van cerrando.

Elige un buen restaurante
Una de las cosas más importantes de este día será la comida. Para que el evento sea lo más económico posible, lo mejor es buscar un restaurante que ofrezca menús variados entre los que poder elegir. Y además, que sea lo más céntrico posible para que tanto los que viven en la ciudad como los que vienen de fuera puedan llegar. En nuestro restaurante para grupos en Madrid se realizan muchos encuentros de este tipo porque cumple todas las condiciones: el menú es variado para todo tipo de gustos, barato, y además está ubicado en una situación inmejorable. Es importante que la comida sea de calidad y haya opciones para todos los gustos, para que nadie pase hambre este día.

Organiza actividades divertidas
Por último, pero no menos importante, tendrás que planificar actividades divertidas. Puedes crear juegos, gymkhanas o todo tipo de actividades en grupo para que lo paséis bien recordando viejos tiempos. Seguro que cuando terminéis la reunión ya tenéis en mente realizar otra.

Claves para comer sano y saludable fuera de casa

Ahora que está a punto de llegar el verano, la obsesión de muchas personas es mantener la línea para lucir un cuerpo perfecto en playas y piscinas durante toda esta temporada. Para eso, además de hacer ejercicio, es importante seguir una dieta o, al menos, comer de manera saludable a diario. Sin embargo, cuando se come fuera de casa habitualmente, por motivos de viaje o trabajo, resulta complicado. Aquí tienes algunos consejos para disfrutar de una buena comida sana, incluso si comes en un restaurante para grupos o de menú. ¿No te lo crees? Sigue leyendo y descubrirás como sí es posible.

Verduras para el entrante

Para mantener una dieta equilibrada hay que consumir, al menos, cinco raciones de frutas y verduras en todo el día. Así que las verduras son necesarias durante nuestra comida. Elige ensaladas o verduras a la plancha como primer plato, y así te aseguras que cubres esta cantidad necesaria. No te será difícil, ya que los restaurantes con menú casero en el centro de Madrid suelen ofrecer comida saludable para que complementes tu elección al gusto. Si no quieres comer verdura como primer plato, pídela al menos en el acompañamiento o guarnición del plato principal, así obtendrás todas las vitaminas necesarias para tu actividad diaria.

Kruger

Pescados o carnes magras de segundo

Aunque podemos caer en la tentación en algunas ocasiones, lo mejor para una dieta saludable es opta por pescados o carnes magras como el pollo, pavo o el conejo. En Restaurante Kruger, por ejemplo, ofrecemos una gran variedad de platos que te permitirán saciarte sin ingerir calorías en exceso. El gran beneficio de estas carnes es que pueden ser preparadas de muchas maneras distintas, por lo que aunque las comas a diario, siempre será una experiencia distinta.

Un capricho, con moderación

Aunque lo ideal es que apuestes por la fruta para el postre, un capricho de vez en cuando no está de más. Los postres de repostería, como dulces o tartas de vez en cuando no son malos, siempre y cuando no abusemos de ellos. Elige siempre los de elaboración casera, que tendrán mucho menos azúcar refinado e ingredientes más naturales que los que se hacen de manera industrial.

Di no a los refrescos carbonatados

Para mantener la línea hay que huir del azúcar y, por eso, lo mejor es que bebas agua durante la comida. Si buscas algo con sabor, apuesta por zumos naturales, en lugar de tomar refrescos u otras bebidas con gas que pueden hacer que tu digestión sea más pesada y que retengas líquidos en tu cuerpo.

Como ves, para comer saludable fuera de casa sólo hay que seguir unas pautas lógicas y pedir lo que tú mismo harías en casa. Para eso lo mejor es que busques restaurantes con menú casero en el centro de Madrid, como Restaurante Kruger, donde ofrecemos comida tradicional con ingredientes de primera calidad para que comas como en casa y puedas mantener la línea durante todo el verano.

10 consejos para triunfar en tu primera comida de empresa

Cuando llega una fecha especial, como navidades, el aniversario de la empresa u otro motivo de celebración, es habitual llevar a cabo comidas de empresa con los trabajadores y los jefes. Son una buena ocasión de conocer al resto de la plantilla, si tu empresa es muy amplia, y también de pasar un rato divertido y distendido con los compañeros de trabajo. Si es tu primera comida de empresa, desde Restaurante Kruger te ofrecemos algunos consejos que te ayudarán a salir airoso de la situación.

1. Ve a la comida
Es algo obvio, pero hay empleados que, si tienen la ocasión de ir o no a la comida de empresa prefieren ausentarse. Aunque sea algo voluntario, quienes no van suelen señalarse ante el resto, así que lo ideal es que acudas, aunque seas de los primeros en irte.

2. Viste de manera adecuada
Hay que prestar atención a la etiqueta de la cena. Puede que se celebre en un restaurante de lujo o que se vaya a uno más informal. Por ello es recomendable informarse sobre el lugar y el tipo de vestimenta que van a llevar los compañeros.

3. Solo o acompañado
A no ser que se especifique claramente, lo mejor es que acudas sin pareja. Las comidas de empresa suelen utilizarse para reforzar vínculos entre los trabajadores o conocer a nuevas incorporaciones, así que si acudes con tu pareja quedarás más aislado.

4. Elegid un buen restaurante
Dependiendo de la ocasión, podréis escoger un lugar u otro. Si sois un grupo numeroso, podréis encontrar un restaurante para grupos en Madrid donde conseguir menús variados, al gusto de todos y abundantes por un módico precio. Una comida de empresa no es un banquete, pero tampoco se trata de pasar hambre.

5. Rodéate de amigos
Aunque hay que socializar con todos los compañeros y jefes, a la hora de sentarte es mejor que escojas lugares cercanos a aquellos con los que te lleves mejor. Es un error intentar sentarse cerca del jefe para impresionarlo porque podemos acabar destacando como el “pelota” del grupo.

kruger

6. Sé puntual
Llega a la hora citada y no te vayas antes de que la velada haya acabado a no ser que tengas una causa importante. Los que llegan tarde o los primeros en irse suelen ser mal vistos.

7. Diviértete sin excesos
Es una comida distendida con los compañeros de trabajo y hay que pasarlo bien, pero recuerda que los jefes están mirando: modera el alcohol y el tabaco delante de ellos.

8. Nada de ligues
Aunque es una reunión relajada, no podemos olvidar que estamos entre compañeros de trabajo y que los jefes están mirando. Evita situaciones incómodas y no comiences a ligar con otros compañeros, déjalo mejor para la esfera privada.

9. Temas tabú
Hay determinados temas que no suelen tratarse en este tipo de reuniones porque pueden provocar polémica: la religión y la política son dos de ellos. Salvo que sea imprescindible, es mejor evitarlos para que no haya enfrentamientos.

10. ¡Disfruta!
A pesar de los consejos anteriores, lo mejor que puedes hacer para triunfar en tu primera comida de empresa es ser tú mismo y disfrutar de la celebración.

Cómo organizar un almuerzo para grandes grupos

Cualquier momento del año puede ser una buena ocasión para organizar un almuerzo en grupo: puede ser una comida de empresa, una celebración, una reunión de antiguos amigos o, simplemente, una visita turística por Madrid. Sea cual sea el motivo, organizar un almuerzo con un número importante de personas puede ser complicado. Aquí tienes algunas pautas para que consigas que esta velada sea todo un éxito.

Un lugar céntrico
Tanto si ya conoces la ciudad como si no, lo mejor es que elijas un restaurante para grupos en el centro. Así, será muy fácil llegar hasta él en cualquier medio de transporte. A veces nos dejamos guiar por ofertas sin comprobar la disponibilidad del local, la ubicación o la facilidad de llegar hasta el mismo y al final acabamos insatisfechos por los rodeos que tenemos que dar para llegar o la necesidad de comer rápido para volver hasta otro punto de la ciudad.

Relación calidad-precio
Otro detalle importante a la hora de elegir un buen almuerzo para grandes grupos es la relación calidad-precio, así como la de cantidad-precio. Si elegimos un menú barato pero al final nos quedamos con hambre, habrá sido una mala elección. Lo mismo ocurre si elegimos uno caro pensando que van a darnos un buen servicio y la calidad no se corresponde a lo esperado. Por eso, antes de elegir la oferta, tenemos que analizar bien los platos que se incluyen en el menú y sopesar si es suficiente para nuestro grupo.

Variedad de menú
Comer según la carta de un menú no tiene por qué indicar poca variedad en los platos. Al contrario, el menú deberá ser lo suficientemente variado para cubrir todo un espectro de gustos y necesidades, sobre todo si el grupo es realmente numeroso. Habrá quien no tolere la pasta, quien sólo coma verdura o a quien no le guste una determinada comida. Para que no haya imprevistos, lo mejor es optar por una cocina tradicional como la que servimos en Restaurante Kruger, donde hay opciones para todos, desde los que apuestan por lo clásico hasta quienes se atreven con un plato típicamente alemán.

Local amplio
Un detalle muy importante es el tamaño del local o la posibilidad de hacer reservas. Puede que encuentres el lugar con el menú ideal, la localización perfecta y un precio estupendo. Y que cuando llegues, acompañado de todo el grupo, no haya sitio. Antes de que ocurra esto, lo mejor es llamar y asegurarse de la afluencia de público el día que queremos ir y, si es posible, reservar una mesa.

alcohol-492871_1280

Si controlas todos estos detalles, tu almuerzo en un restaurante para grupos será un éxito más que asegurado. En Restaurante Kruger te ofrecemos una gran variedad de ofertas y platos, por lo que si estás buscando un sitio para comer en Madrid, consulta nuestra carta y deja que sean tus comensales los que decidan. Seguro que se apuntan a un menú alemán o a una copiosa comida con platos tradicionales de nuestra gastronomía.