gastronomia alemana

Gastronomía alemana: todo lo que tenemos que saber sobre las principales especialidades

Mucho se habla de la dieta mediterránea y de la riqueza de la gastronomía española. Sin embargo, en pleno centro de Madrid, encontramos un restaurante alemán que poco tiene que envidiar a los cientos de españoles que encontramos en nuestras calles. El Restaurante Kruger se posiciona como uno de los más ricos en cuanto a variedad y calidad en sus platos germanos.

En este artículo vamos a realizar un repaso por algunos de los platos típicos de la gastronomía alemana y entenderemos por qué es una de los puntos clave de encuentro en el centro de Madrid:

• Comenzaremos por los entrantes: en un buen restaurante alemán no debe faltar una pequeña representación de los platos claves de la cocina alemana. Ejemplo de ello es el Semmelknödel, elaborado a base de pan, cebolla, huevo y bacon. Típicas del sur de Alemania, estas ‘bolas’ (knödel) de ‘pan’ (semmel) suelen ser el acompañamiento clave de muchos platos más elaborados, como el guiso de cerdo o las lentejas. Otro de los entrantes más apreciados en la gastronomía germana es el salmón marinado con eneldo y patatas cocidas o las famosas salchichas alemanas, estandarte de la gastronomía junto a la cerveza.

• En cuanto a los platos principales, Alemania nos ofrece una amplia variedad de elaboraciones que dejarán boquiabiertos a los paladares más exigentes. La inmensa mayoría se fundamentan en guisos o platos de carne asada y acompañados por verduras frescas, puré de patatas o el famoso ‘choucroute’, del cual podríamos decir que es el acompañamiento estrella en platos como el codillo asado o con los embutidos. Esta ensalada, a base de col ácida, es considerada uno de los alimentos probióticos por excelencia, gracias a la cantidad de microorganismos que posee tras su fermentación. Otro plato que merece mención es la famosa sopa de cebolla, ideal para días fríos, o la ‘spätzle gemüsepfanne’, un delicioso plato de pasta salteada con verduras frescas de temporada, un plato vegetariano lleno de sabor y propiedades.

Tampoco podemos olvidarnos del famosísimo goulash, quizá uno de los platos que, junto a las salchichas, mejor ha sabido cruzar las fronteras. Se trata de un guiso de carne, principalmente de ternera, con cebolla, pimientos y pimentón, todo ello especiado, muy típico para las festividades. Ideal para reponer fuerzas y entrar en calor en los duros días de invierno. Y, cómo no, las salchichas. Es uno de los platos de carne por excelencia en el país germano, y uno de los que más proyección internacional ha tenido. En un buen restaurante alemán siempre encontraremos diferentes tipos de salchichas, elaboradas según diferentes recetas, como es el caso de la bratwurst (carne de cerdo y res especiada con pimienta, jengibre y nuez moscada), la bockwurst (de pollo, cerdo, res, o incluso pescado. Va cocida y suele ir en pan) o la weißwurst (tradicionalmente de cerdo y res, de color pálido, se suele servir en pan, mostaza dulce y con pretzels).

• En cuento a los postres y platos dulces, la gastronomía alemana tiene mucho que decir: ¿quién no conoce el famoso strudel? Este dulce de hojaldre con manzana, canela y pasas es el favorito de muchos; o la tarta Sacher, de delicioso chocolate y confitura de fresas o melocotón.

Semmelknödel: un plato típico alemán

La cocina tradicional alemana cuenta con numerosas variedades de nutritivas sopas y guisos donde los cereales y la carne juegan un papel muy importante.

Dentro de Alemania, la región de Baviera al sur del país cuenta con una selección de platos icónicos entre la cocina internacional. No obstante, no se trata de una cocina sofisticada. Es una cocina básica, de campaña, que los labradores de los campos de Baviera consumían para recuperar fuerzas. Entre las características comunes de los platos de Baviera está la carne asada especiada, la pasta y la harina. También es parte de la tradición del sur de Alemania realizar una comida entre el desayuno y el almuerzo: el llamado Brotzeit, un contundente tentempié consistente en rebanadas de pan acompañadas con salchichas, queso o algún ahumado servido sobre una cama de rábanos o queso.

Uno de los platos más famosos de la cocina de Baviera es el Semmelknödel, una especialidad típica en las fiestas del oktoberfest. El Smmelknödel (semmel significa pan y knödel redondeado según un dialecto de Alemania del sur) son bolas hechas con pan que suponen una tradición culinaria en el sur de Alemania, en Austria y en la República Checa. Son un acompañamiento típico de platos como el asado de cerdo,  el Sauerkraut (chucrut de hojas de cebolla fermentada), los platos de lentejas o las setas. En Alemania se puede encontrar ya preparado en los supermercados o se puede disfrutar de este plato en los restaurantes con una preparación más tradicional.

Para elaborar el Semmelknödel se utiliza pan duro de viejos Brötchen (panecillos típicos alemanes) cortándolo en finas rodajas o en cubos. Después se sumerge el pan cortado en leche caliente para que se haga húmedo. Algunas recetas le añaden algo de mantequilla, cebolla picada, perejil, huevo y especias según el gusto del cocinero. Luego se hacen las bolas y se añade algo de harina para que espese. Las bolas resultantes se cuecen (sin que lleguen a hervir) en salmuera durante 20 minutos. Se considera que el Semmelknödel está listo cuando las bolas suben a la superficie del líquido.

Otras variantes cambian la mezcla, el tiempo de cocción y los ingredientes añadidos. Por ejemplo, en la cocina de Viena hay mucha influencia de la cocina de la República Checa, donde también se prepara el Semmelknödel de distintas formas.

Existen variantes de Semmelknödel que utilizan los típicos Bretzel como pan base yse conocen como Breznknödel. Otra variante utiliza manteca en su masa y se sirve con ensalada o Sauerkraut (chucrut). Los semmelknödel sobrantes del día anterior se cortan en rodajas y se fríen acompañados de huevo frito o de ensalada. También pueden servirse con huevos revueltos, con salchichas, con cebollas, vinagre, aceite sal y pimienta.

Los mejores restaurantes de comida alemana cuentan con al menos una variedad de Semmelknödel en sus cartas, todo ello acompañado siempre de la mejor cerveza de importación.

Curiosidades de la gastronomía alemana

Las salchichas o la cerveza alemana son indudablemente dos de los productos gastronómicos que más identificamos con el país dirigido por Ángela Merkel. Pero la cocina del país es mucho más que eso, es un conjunto de recetas tradicionales y de alimentos de máxima calidad que hacen que cualquier turista que lo visite no pueda resistirse a degustar algunos de sus platos más significativos.

Además se hace importante, ante de paladear aquellos, el saber que la comida alemana cuenta con una serie de curiosidades interesantes:

  • Gran parte de la gastronomía de esta nación europea tiene una marcada esencia campesina. De ahí que, en muchas ocasiones, sea más importante el ofrecer grandes cantidades de comida que recetas muy elaboradas.
  • En el estado de Hessen es singular recalcar el hecho de que pueden encontrarse multitud de variedades de un mismo plato. ¿Por qué? Porque cada familia sigue su propia tradición a la hora de elaborarlo.
  • El diente de león es una planta que, por ejemplo, en España se sirve como infusión. Sin embargo, en la gastronomía del país germano aquella se convierte en el elemento imprescindible de muchos de sus platos como sería el caso, por ejemplo, de la sopa nupcial o de ensaladas.
  • Las hortalizas y verduras también adquieren especial protagonismo dentro de la gastronomía del lugar. Entre todas ellas podríamos destacar a la col verde, los espárragos, las patatas o los nabos.
  • Además de todo lo expuesto habría que subrayar que la cocina alemana está claramente influenciada por la de otros países tales como Francia u Holanda.
  • Especialmente significativos son los quesos pues ofrecen una enorme variedad. Así, llama de manera singular la atención el que se conoce como Harzer Käse, que tiene un olor muy fuerte pues es elaborado con leche agria.

 

Cómo se celebran las fiestas en Alemania

Muchas son las celebraciones que Alemania lleva a cabo anualmente y un importante número de ellas son fruto de tradiciones y costumbres de gran antigüedad que suponen que, tanto sus vecinos como los turistas que las visitan, puedan disfrutar de actividades singulares así como de platos exquisitos o de folklores autóctonos.

Buena muestra de ello son festejos tales como los que ahora te damos a conocer:

Oktoberfest. Al año 1810 hay que remontarse para descubrir los orígenes de este festejo que tiene lugar en Múnich entre los meses de septiembre y octubre. Se ha convertido en la fiesta popular más importante del país y es un auténtico homenaje a la cerveza alemana, pues es la única bebida que se sirve en aquella. No obstante, tampoco faltan las degustaciones de salchichas y de galletas saladas.

Fiesta del vino en Friburgo. Varias son las ciudades de la nación germana que cada año rinden honores al citado caldo. Sin embargo, la de Friburgo es una de las más conocidas pues permite paladear el exquisito vino de la región de Baden-Wutemberg. No obstante, además de todo ello los visitantes tienen la oportunidad de degustar exquisitos platos de comida alemana tales como los vegetales reales, que son una receta de espárragos muy sabrosa.

images

Navidad. Al igual que en la mayor parte del mundo, Alemania celebra por todo lo alto esta fecha y lo hace a través de multitud de actos. Pero no obstante, una de las cosas más significativas es la gastronomía de esa fiesta donde toman protagonismo el ganso con repollo, las salchichas con ensalada de patatas o la col verde.

Ortenauer Weinfest. En Offenburg se desarrolla anualmente otra celebración que gira en torno al vino. A ella acuden miles de personas que se reúnen en la Plaza del Mercado para conocer los caldos de mayor calidad o platos tales como las típicas tartas de bacon y cebolla.

Gastronomía y especialidades alemanas del Restaurante Cervecería Krüger

En pleno centro de la ciudad de Madrid, concretamente en el Pasaje Martín de los Heros de la mítica calle Princesa, es donde se encuentra situado el Restaurante Cervecería Krüger. Somos un local estupendo e ideal para poder degustar la gastronomía alemana.

Y es que nuestra carta está compuesta de exquisitos platos germanos tales como los siguientes:

  • Semmelknödel. Dentro del apartado de entrantes tendríamos que destacar esta receta que está compuesta de bolitas fritas acompañadas de Salsa Jus. Aquellas son elaboradas con codillo, pan y cebollino.
  • Paleta de salchichas. Si hay un alimento identificativo de la gastronomía alemana es la salchicha. Por eso, en nuestra carta no dudamos en incluir una selección de las mejores que existen en el mercado, aderezadas con sus correspondientes salsas y con patatas fritas.
  • Wurst Salat Mit Käse. Una de las ensaladas de Alemania más conocidas y exquisitas es esta que se compone de quedo Edam, cebolla roja, pepinillos y diversos tipos de embutido. No obstante, también cuenta con una gran aceptación la ensalada de arenque, que está elaborada con remolacha, manzana, mahonesa y, por supuesto, arenques.
  • Sopa de Semmelknödel a la cerveza negra. Un sabor sorprendente es el que tiene, por su parte, esta especialidad alemana de cuantas conforman la carta de nuestra Cervecería Krüger. La misma, como ya indica su nombre, tiene en la mencionada cerveza el ingrediente imprescindible para conseguir ser el complemento perfecto de unas albóndigas elaboradas con pan y cebollino.
  • Goulash de carne con Spätzle. Otro de los platos más importantes de la gastronomía alemana es este que consiste en carne de ternera guisada.

El Spätzle Käse Mit Zwiebeln, pasta gratinada con aros de cebolla y queso Edam, o la sopa de cebolla son otras de las especialidades de las que podrás disfrutar en nuestro restaurante.

Celebra el Oktoberfest, la mayor fiesta de la cerveza, en Restaurante Krüger

Del 21 de septiembre al 9 de octubre ven a nuestra cervecería y brinda con nosotros por el Oktoberfest. Queremos celebrar contigo y tus amigos el mayor festival de la cerveza,  por eso, os invitamos a una cerveza artesanal alemana por cada consumición de comida de la carta. Recuerda que restaurante Krüger dispone de una gran variedad de platos de la gastronomía alemana elaborados según las recetas tradicionales y con las mejores materias primas. ¡Ven a probarlos! ¡Te esperamos!

oktoberfest

 

Este verano, disfruta de lo mejor de Alemania

Croquetas Bergader, salchicha Frankfurt y barra libre de refrescos. O ensalada de patatas, salchicha asada y toda la cerveza de barril que quieras. Y como colofón, degustación de postres. Son algunas de las combinaciones que podrás hacer en Kruger este verano: darse un festín con la mejor cocina alemana es más fácil que nunca. Te presentamos el menú estival del Restaurante Kruger. Elige un primero y un segundo, tu bebida, atrévete con los postres y ¡a disfrutar! Y todo ello por solo 15,00 €.

Primero, a elegir entre:

– Croquetas Bergader
– Tabla de Patatas
– Rollitos Vegetales
– Ensalada de Patatas
– Waldorsalat

Segundo, a elegir un plato entre las siguientes Salchichas:

– Salchicha Krüger
– Salchicha Frankfurt
– Salchicha Vienesa
– Salchicha Asada
– Balupo Mit Kraut
– Feine Thuringer

Degustación de postres.

Bebida que incluye: barra Libre de Bebidas durante la comida ó la cena: cerveza de barril, refrescos, sangría y agua.

 

PREVIA RESERVA 15,00€ (I.V.A. incluido)

Condiciones: Finalizará cuando se sirva el postre. Todos los comensales deberán tomar el mismo menú y la bebida se servirá cuando esten todos los comensales y se empiece a comer.