Cocina alemana

Semmelknödel: un plato típico alemán

La cocina tradicional alemana cuenta con numerosas variedades de nutritivas sopas y guisos donde los cereales y la carne juegan un papel muy importante.

Dentro de Alemania, la región de Baviera al sur del país cuenta con una selección de platos icónicos entre la cocina internacional. No obstante, no se trata de una cocina sofisticada. Es una cocina básica, de campaña, que los labradores de los campos de Baviera consumían para recuperar fuerzas. Entre las características comunes de los platos de Baviera está la carne asada especiada, la pasta y la harina. También es parte de la tradición del sur de Alemania realizar una comida entre el desayuno y el almuerzo: el llamado Brotzeit, un contundente tentempié consistente en rebanadas de pan acompañadas con salchichas, queso o algún ahumado servido sobre una cama de rábanos o queso.

Uno de los platos más famosos de la cocina de Baviera es el Semmelknödel, una especialidad típica en las fiestas del oktoberfest. El Smmelknödel (semmel significa pan y knödel redondeado según un dialecto de Alemania del sur) son bolas hechas con pan que suponen una tradición culinaria en el sur de Alemania, en Austria y en la República Checa. Son un acompañamiento típico de platos como el asado de cerdo,  el Sauerkraut (chucrut de hojas de cebolla fermentada), los platos de lentejas o las setas. En Alemania se puede encontrar ya preparado en los supermercados o se puede disfrutar de este plato en los restaurantes con una preparación más tradicional.

Para elaborar el Semmelknödel se utiliza pan duro de viejos Brötchen (panecillos típicos alemanes) cortándolo en finas rodajas o en cubos. Después se sumerge el pan cortado en leche caliente para que se haga húmedo. Algunas recetas le añaden algo de mantequilla, cebolla picada, perejil, huevo y especias según el gusto del cocinero. Luego se hacen las bolas y se añade algo de harina para que espese. Las bolas resultantes se cuecen (sin que lleguen a hervir) en salmuera durante 20 minutos. Se considera que el Semmelknödel está listo cuando las bolas suben a la superficie del líquido.

Otras variantes cambian la mezcla, el tiempo de cocción y los ingredientes añadidos. Por ejemplo, en la cocina de Viena hay mucha influencia de la cocina de la República Checa, donde también se prepara el Semmelknödel de distintas formas.

Existen variantes de Semmelknödel que utilizan los típicos Bretzel como pan base yse conocen como Breznknödel. Otra variante utiliza manteca en su masa y se sirve con ensalada o Sauerkraut (chucrut). Los semmelknödel sobrantes del día anterior se cortan en rodajas y se fríen acompañados de huevo frito o de ensalada. También pueden servirse con huevos revueltos, con salchichas, con cebollas, vinagre, aceite sal y pimienta.

Los mejores restaurantes de comida alemana cuentan con al menos una variedad de Semmelknödel en sus cartas, todo ello acompañado siempre de la mejor cerveza de importación.

Celebra la vuelta al cole

Normalmente el final del verano no es recibido con gran algarabía. Se acaban las vacaciones y el buen tiempo y hay que volver al trabajo, a los estudios y a los días fríos con el cielo gris. Sin embargo, no hay que ponerse tristes por ello. Hay que afrontar la vuelta al cole con positividad, ya que por ejemplo ahora podremos volver a ver a nuestros amigos, disfrutar de su compañía y realizar otros planes más tranquilos entre semana o darlo todo los findes.

1

Antes de salir de fiesta por discotecas o pubs, no hay nada mejor que tomar una buena cena, y si es en compañía mucho mejor. No es recomendable tomar copas con el estómago vacío, así que hay que ponerle remedio a eso. Si te gustan las carnes a la brasa y la buena cerveza, un restaurante alemán como el Restaurante Krüger es el lugar indicado para ti.

La rica gastronomía alemana puede disfrutarse en el centro de Madrid junto a la Plaza de España. Carnes y salchichas traídas directamente desde Alemania, ensaladas típicas germanas y una gran oferta de patés y quesos se complementan con una amplia carta de cervezas alemanas de importación. Además, en el mismo local también podrás disfrutar de la mejor comida tradicional española.

Si planeas venir en con tus amigos y compañeros de clase o eres un turista por Madrid, tenemos buenas noticias para ti. Si buscas un restaurante para grupos en Madrid, Restaurante Krüger también es una gran opción. Los menús de grupos ponen a tu alcance 4 tipos de menús para adaptarse a los gustos de todo el mundo.

Los menús A y B ofrecen una gran variedad de pastas, guisos tradicionales españoles, arroces, ensaladas y carnes de la mejor calidad, todo ello acompañado de cerveza de barril u otras bebidas a elegir así como varios postres disponibles.

El menú Merienda-Cena es el más indicado para los jóvenes universitarios, ya que pueden disfrutar de comida rápida sin renunciar al sabor y a la calidad de platos elaborados de forma artesanal. La especialidad “Hamburguesa Krüger”, las salchichas asadas, vienesas o frankfurt y el escalope alemán acompañados por patatas fritas o puré de patatas son unas opciones exquisitas para realizar una cena temprana antes de las 20:30.

No hay nada más español que las tapas, así que esta forma de gastronomía también puede encontrarse en un local tan polivalente como el Restaurante Krüger. El contundente menú de tapas de Krüger incluye 5 platos a elegir entre una gran variedad de tapas entre las que destacan las patatas bravas, la paella valenciana, los huevos rotos con jamón, los mejillones a la vinagreta, el salmorejo cordobés, los choricitos al infierno, las croquetas caseras, el surtido de patés o el magro con tomate entre muchos otros platos.

Si además buscas un lugar especial para celebrar cenas de empresa o con familiares y amigos, Restaurante Krüger cuenta con un menú parrillada muy especial para las fechas navideñas. No dudes en preguntar para recibir más información de esta y otras ofertas que puedan ser beneficiosas para tu grupo.

Comidas alemanas tradicionales para el verano

Al igual que sucede con cualquier otra gastronomía, la alemana también cuenta con una serie de recetas tradicionales muy adecuadas para el verano, ya que son especialmente refrescantes y están elaboradas con productos de temporada. Por eso, si visitas Madrid te recomendamos que te des una vuelta por el centro y visites nuestro restaurante en Princesa: Kruger.

Somos un restaurante alemán en Madrid que te damos la oportunidad de aprovechar tu estancia para saborear y descubrir los mejores platos germanos propios para la época estival. En concreto, al abrir nuestra carta te toparás con propuestas tales como estas:

  • Ensaladas alemanas. En esta categoría ofrecemos algunas de las más típicas variedades de ensaladas como son la de arenque, que se prepara con arenques, mahonesa y remolacha; la Waldorff, elaborada a base de manzana, piña, almendras, mandarina o mahonesa; o la de patata alemana. Esta última tiene como protagonistas a la patata, la cebolla o los pepinillos, entre otros productos.

  • Spätzle gemüsepfanne. Se trata de una receta de pasta que se presentada salteada con verduras de la temporada. Un plato este saludable y con gran sabor, ideal para reponer fuerzas después de una dura jornada de “turisteo” recorriendo Madrid.

  • Kartoffelsuppe, que viene a ser una crema de patata y salchichas germanas. Una de las especialidades de nuestro restaurante en la calle Princesa y una de las preferidas de nuestros clientes.

  • Escalope alemán. Por supuesto, no hay que pasar por alto que la cocina de Alemania también tiene entre sus productos estrella a la carne. En concreto, allí se toma de muy diversas formas durante todo el año, aunque en verano la preferida suele ser mediante esta receta, una escalope de cerdo empanado.

  • Spätzle Käse Mit Zwiebeln. Bajo este complejo nombre se encuentra una de las recetas más tradicionales y más exquisitas de la gastronomía germana. Se trata de un plato de pasta gratinada, que se presenta acompañado con aros de cebolla y queso edam.

salch

Más platos

A grandes rasgos, esos son algunos de los platos que adquieren mayor relevancia en nuestra carta durante la época estival. No obstante, cualquier turista o madrileño que decida visitarnos se topará con otros que también le pueden resultar atractivos para saborear la esencia y los aromas de Alemania:

  • Goulash a la antigua.

  • Escalope Hubertus, que se prepara con nata, carne de ternera y champiñones.

  • Salmón marinado.

  • Semmelknödel, que es un entrante típico compuesto de bacon, huevo, cebolla y pan.

Todo eso sin olvidar, por supuesto, la gran variedad de salchichas que poseemos. Motivos más que suficientes para que no te olvides de visitar nuestro restaurante alemán en Madrid.

Vacaciones low cost

La crisis económica que se vive en España durante los últimos años, hace que todos nos hayamos visto en la obligación de controlar al máximo nuestros gastos. Por eso, no sólo tomamos medidas para ahorrar en la factura telefónica o en la del agua, sino que además también en lo que se refiere a nuestros caprichos.

De ahí que, por ejemplo, sean muchas las personas que toman la decisión de llevar a cabo lo que se conoce como vacaciones low cost. Como su propio nombre indica, se trata de vacaciones en las que no se realizan grandes desembolsos económicos sino en las que se disfruta de actividades, gastronomía o visitas culturales que tienen un precio reducido.

Menús baratos

Teniendo en cuenta esta tendencia, en Kruger, nuestro restaurante en el centro de Madrid, hemos decidido ofrecer menús baratos a los clientes que llegan en grupo o a los que son turistas. De esta forma, les damos la posibilidad de degustar una exquisita serie de platos sin necesidad de tener que llevar a cabo un enorme gasto. Y es que nuestras recetas se definen por ser de calidad, con productos de primera y con un sabor que no deja indiferente a ningún comensal.

Así, como restaurante barato para grupos en Madrid ofrecemos en estos momentos cuatro menús con una estupenda relación calidad-precio:

1-Menú “A”

8,90 euros, con I.V.A incluido, es el valor que tiene esta primera propuesta, válida tanto para comidas como para cenas, que incluye primer plato, segundo plato, postre y bebida. Una gran variedad de posibilidades son las que se pueden elegir para disfrutar de un menú prácticamente personalizado:

  • Como primero, se puede optar por recetas tradicionales como el cocido, las lentejas o el gazpacho así como por alternativas más cosmopolitas, como sería el caso de la ensalada de patatas alemanas o los macarrones strogonof.
  • De segundo, el cliente puede elegir entre paella, salchichas alemanas con puré, flamenquines de cerdo o fritura andaluza.
  • Finalmente de postre se puede optar entre propuestas para los más sanos, como la macedonia de frutas, o para los más golosos, como la mousse o el pudin.

2-Menú “B”

Para comidas y cenas también está disponible este segundo menú, que cuesta por persona 11,70 euros, y que se compone de una gran variedad de platos para elegir:

  • Primero: risotto de setas, paella, ensaladas variadas, pisto manchego, sopa de marisco…
  • Segundo: chuleta de Sajonia, bacalao con tomate, cocido madrileño, merluza a la romana…
  • Postre: pudin, fruta, tartas variadas, flan…

1

3-Menú merienda-cenas

Los turistas que lleven a cabo vacaciones low cost también pueden encontrar muy interesante esta otra alternativa de nuestro restaurante en el centro de Madrid. Es un menú de 6,90 euros, que se puede disfrutar en horario de 17 a 20:30 horas y que permite degustar, además de la consabida bebida, un plato típico alemán como escalope, salchicha asada con puré de patatas o hamburguesa Kruger, entre otros.

4-Menú Tapas

Para los grupos que deseen probar varias de nuestras especialidades al mismo tiempo, esta es la mejor opción. Cuesta 9,50 euros, es idónea para comidas y cenas y se divide en tres modalidades, que permiten saborear recetas tales como berenjenas fritas, patatas ali-oli, croquetas caseras, callos a la madrileña o huevos rotos. Incluye bebida y postre.

El maridaje en la comida alemana, ¡disfruta del mejor sabor!

Dentro de la gastronomía alemana hay una gran variedad de platos. Aunque los más conocidos pueden ser los distintos tipos de salchichas y carnes, lo cierto es que en Alemania la verdura y los dulces también son muy importantes dentro del menú. Otro ingrediente fundamental, que llama la atención tanto a turistas como a foráneos, son los distintos tipos de cerveza y vinos que pueden degustarse combinados con estos platos.

Los festivales como el Oktoberfest han popularizado aún más estas bebidas y el maridaje que hace que podamos apreciar la gastronomía de este país en todo su esplendor. Hoy en día es posible encontrar buenas combinaciones en restaurantes de comida alemana. Para que puedas disfrutar de las mejores experiencias y sabores, aquí tienes algunos consejos para maridar bebidas alemanas.

Platos de carne suave
Para platos de aves y otras carnes suaves, acompañadas de salsas tradicionales, no hay nada mejor que una cerveza de trigo con un toque ácido. Por ejemplo, la Malzbiert hace una combinación perfecta con ahumados o platos cuyo ingrediente principal es el pavo. Para esta última carne también casa muy bien la cerveza alemana de tipo Ale.

Para pescado o marisco
Las cervezas amargas son las perfectas para complementar los sabores intensos de sal y toques marítimos. Para platos compuestos principalmente por pescados y marisco apuesta por una cerveza ácida que complemente el festival de sabores en tu boca. Las cervezas tipo Ale son muy adecuadas para pescados azules. Por ejemplo, las conocidos como Goleen y Mild Ale se utilizan mucho para combinar con platos del mar.

cerveza

Para carnes rojas
Hay determinadas cervezas que tienen un sabor especial porque contienen especias y otros ingredientes. En estos casos es posible combinarlas con carne roja para que sirvan de potenciador del sabor del plato. La mezcla será totalmente espectacular y querrás repetir. Una buena combinación para carnes rojas es la Brown Ale, con un toque afrutado y seco que casa muy bien también con un aderezo de roquefort ofreciéndote un gran sabor.

Para postres
Aunque tradicionalmente se asocia a la cerveza con la comida principal, lo cierto es que también puede tomarse con los postres. En los restaurantes de comida alemana suelen tener todo tipo de bebidas así que para disfrutar de un sabor completo, no dudes en probar alguna de estas combinaciones. Hay que tener en cuenta que cada postre tiene una característica y un sabor. Por ejemplo, para postres de chocolate una cerveza de tipo Ale con sabor amargo combina a la perfección, mientras que para un postre de frutas lo mejor es una cerveza Framboise, que también podrás maridar con quesos y obtener un resultado perfecto.

Como puedes ver, hay una gran variedad de combinaciones que puedes hacer para descubrir un plato nuevo cuando comas en Restaurante Kruger. Déjate aconsejar por el camarero cuando pidas tu menú y disfruta de los mejores sabores de esta cocina tradicional. ¡Será todo un festival de sabores en tu boca!

Tipos de bratwurst

El bratwurst es una salchicha típicamente alemana que se utiliza mucho en las comidas de este país. Las hay de varios tipos, según el tamaño, la forma y los ingredientes que se utilicen en su elaboración. Al contrario de lo que muchas personas piensan, “bratwurst” no se refiere al tipo de salchicha, sino a la manera en que se realiza la salchicha, con un tipo de carne muy picada que les da el aspecto de una masa muy fina. Aunque este tipo de comida puede asociarse erróneamente con la comida rápida, lo cierto es que es un plato con una larga tradición: hay referencias a estas salchichas alemanas desde el siglo XV.

sal2

Las diferentes salchichas bratwurst se realizan con distintos ingredientes y es posible encontrar en el mercado una gran variedad según la zona en la que se cocinan o la carne utilizada. Por lo general son de tamaño grande y con una textura muy fina en la piel que las envuelve. Las más conocidas reciben el nombre de la ciudad de la que son típicas, diferenciándose así de otras variedades.

Las principales diferencias las encontramos en la zona de Franconia, donde hay principalmente cuatro grandes tipos de bratwurst:

Kulmbacher Bratwurst

Está hecha con carne de ternera molida y es muy popular entre los turistas que cada año visitan la ciudad de Kulmbach. Destaca por su forma larga y delgada.

Coburger Bratwurst

Se fabrica también con carne de ternera pero tiene unos condimentos especiales: nuez moscada, sal, pimienta y rayadura de limón. Se come acompañada de una pieza de pan.

Nuremberg Bratwurst

Es una variedad muy pequeña, que mide alrededor de 9 centímetros. Su forma de elaboración es muy peculiar, colocándose en una parrilla con las llamas por encima de la rejilla y cuenta con una denominación de origen propia. Se elabora con carne de cerdo y se sazonan con orégano fresco y mejorana. Se suelen acompañar con chucrut o ensalada de patata. También hay una forma especial de preparación de estas salchichas: se asan con vinagre y cebolla. A esta variedad se la conoce como Blaue Zipfel.

Würzburg Bratwurst

Tiene un tamaño de unos 20 centímetros de largo y es muy delgada. Entre sus ingredientes destaca la utilización de un vino blanco típico de Franconia para darle su sabor característico.

Además de las salchichas típicas de la región de Franconia, en otras partes de Alemania también se elaboran bratwurst que son muy típicos en la gastronomía del país. Estas son otras de las especies de salchichas más solicitadas por los amantes de la gastronomía alemana:

Thüringer Rostbratwurst

Tiene un tamaño similar a la Würzburg y se hace sobre fuego de carbón. Se acompaña suele acompañar con raciones generosas de mostaza y pan.

Nordhessische Bratwurst

Tiene un sabor similar a la Thüringer, y se elabora con carne de cerdo molida y condimentada. También se suele comer en un bollo de pan con mostaza a gusto del comensal.

Rote Wurst

Es un tipo de chorizo muy popular en la región de Suabia. Se hace con carne de cerdo y tocino molidos y tiene un sabor muy picante y particular que lo diferencia del resto de salchichas alemanas.

Receta de Spätzle Gemüsepfanne

Al visitar un restaurante alemán en Madrid como puede ser el Restaurante Krüger, situado en calle Princesa 5, es importante saber que se tendrá la posibilidad de descubrir la esencia de la gastronomía germana. Y es que la carta que ofrece a sus clientes está conformada por una serie de exquisitos y tradicionales platos que vienen a ejercer como embajadores del país.

restaurantekruger

La sopa de cebolla, el goulash de carne con spatzle o la sopa de semmelknödel a la  cerveza negra son algunas de las especialidades más  significativas, pero no son las  únicas. Así también es importante subrayar la  existencia del plato conocido como Spätzle  Gemüsepfanne. En concreto, aquel  se  trata de una receta de pasta salteada con  diversas verduras frescas de la  temporada.
En el sur de Alemania, e incluso en Austria, es muy conocida y afamada esa pasta,  que tiene  sus orígenes en el siglo XVIII y que recibe también el nombre de wasserspatzen.

Para poder llevar a cabo la preparación del plato citado es fundamental que el restaurante alemán de Madrid pertinente cuente con los siguientes ingredientes: variada tipología de verduras al gusto en función de las que primen cada temporada, harina, sal, agua y huevo.
Una vez que se tienen todos ellos se podrá comenzar a preparar la receta, que requiere llevar a cabo los siguientes pasos: restaurantekruger

  • Para poder confeccionar la pasta es necesario conseguir una mezcla a base de harina, de huevo, de sal y de agua. El resultado será una masa blanda que se cortará en tiras o en forma redondeada, según el cocinero.
  • Una vez se tenga cortada aquella se irá procediendo a echarla a una cacerola donde haya agua con sal hirviendo. Cuando la pasta suba a la superficie del agua es cuando se considerará que ya está cocida y se retirará.
  • De esta manera, ya se tendrá preparado el principal ingrediente de la receta de Spätzle Gemüsepfanne. Luego, lo que habrá que hacer es proceder a cortar las verduras elegidas y saltearlas en una sartén.
  • Así, acto seguido, cuando estén preparadas aquellas, se colocarán junto a la pasta en el plato y se servirán al comensal para que pueda disfrutar de este exquisito manjar típico de Alemania.
  • A grandes rasgos estas son las principales características que hay que conocer sobre la preparación de la mencionada receta. No obstante, es importante saber otra serie de curiosidades al respecto:
  • En algunos rincones del país germano se opta por crear la pasta, la Spätzle, haciendo uso de harina de sémola.
  • Asimismo en otros lugares también se apuesta por elaborar aquella incluyendo entre sus ingredientes el hígado de cerdo o también verduras tales como las espinacas.
  • Es curioso resaltar el hecho de que, en algunas ocasiones, esta pasta se realiza como parte de un postre. En esos casos, es fundamental que se elabore haciendo uso de manzana rallada.
  • Con la Spätzle, en Alemania se preparan otras recetas igualmente exquisitas donde aquella acompaña a lentejas, salchichas, queso, chucrut, huevos o jamón cocido.

Receta de la sopa de Semmelknödel a la Cerveza Negra

Hablar de la comida alemana supone hacer referencia a un amplio número de productos, como las salchichas, y de recetas que, sin lugar a dudas, han hecho que aquella despierte el interés de quienes disfrutan paladeando nuevos sabores y descubriendo la gastronomía de los diversos rincones del mundo.

Por eso, a todos ellos queremos darles a conocer uno de los platos más significativos e importantes de Alemania: la sopa de Semmelknödel a la cerveza negra, que tiene un origen campesino. Y es que el hecho de que gracias a ella se entre rápidamente en calor era lo que hacía que los trabajadores del campo recurrieran a dicha receta para mejorar su estado y para recuperar fuerzas después de una dura jornada de trabajo a la intemperie.

Un sabor magnífico y sorprendente es el que tiene aquella sopa que se elabora a partir de los siguientes ingredientes:

Pan. En concreto se necesitan los conocidos y típicos panecillos Semmel, que se identifican por su forma redondeada. No obstante, también se pueden utilizar los panes de tipo hot dogs.

Carne de codillo.

Cebollino.

Huevo.

Aceite de sabor suave.

Perejil.

Pimienta negra.

Sal.

• Y la significativa cerveza negra alemana, uno de los productos más representativos del país germano.

Una vez que se tiene todo ello se procede a elaborar este exquisito plato, que dentro del menú ejerce como entrante. Lo que se hará será crear unas albóndigas de pan, huevo, cebollino, perejil y codillo, alimentos todos ellos que en un primer momento serán troceados, salpimentados y enharinados para ser fritos.

Posteriormente se procederá, una vez estén listas esas bolas típicamente alemanas, a cocerlas en un caldo donde la verdadera protagonista será la mencionada cerveza negra ya que se encargará de darle al plato un singular aroma y también un sorprendente sabor.

sopa de Semmelknödel a la Cerveza Negra

Curiosidades de la gastronomía alemana

Las salchichas o la cerveza alemana son indudablemente dos de los productos gastronómicos que más identificamos con el país dirigido por Ángela Merkel. Pero la cocina del país es mucho más que eso, es un conjunto de recetas tradicionales y de alimentos de máxima calidad que hacen que cualquier turista que lo visite no pueda resistirse a degustar algunos de sus platos más significativos.

Además se hace importante, ante de paladear aquellos, el saber que la comida alemana cuenta con una serie de curiosidades interesantes:

  • Gran parte de la gastronomía de esta nación europea tiene una marcada esencia campesina. De ahí que, en muchas ocasiones, sea más importante el ofrecer grandes cantidades de comida que recetas muy elaboradas.
  • En el estado de Hessen es singular recalcar el hecho de que pueden encontrarse multitud de variedades de un mismo plato. ¿Por qué? Porque cada familia sigue su propia tradición a la hora de elaborarlo.
  • El diente de león es una planta que, por ejemplo, en España se sirve como infusión. Sin embargo, en la gastronomía del país germano aquella se convierte en el elemento imprescindible de muchos de sus platos como sería el caso, por ejemplo, de la sopa nupcial o de ensaladas.
  • Las hortalizas y verduras también adquieren especial protagonismo dentro de la gastronomía del lugar. Entre todas ellas podríamos destacar a la col verde, los espárragos, las patatas o los nabos.
  • Además de todo lo expuesto habría que subrayar que la cocina alemana está claramente influenciada por la de otros países tales como Francia u Holanda.
  • Especialmente significativos son los quesos pues ofrecen una enorme variedad. Así, llama de manera singular la atención el que se conoce como Harzer Käse, que tiene un olor muy fuerte pues es elaborado con leche agria.

 

Gastronomía y especialidades alemanas del Restaurante Cervecería Krüger

En pleno centro de la ciudad de Madrid, concretamente en el Pasaje Martín de los Heros de la mítica calle Princesa, es donde se encuentra situado el Restaurante Cervecería Krüger. Somos un local estupendo e ideal para poder degustar la gastronomía alemana.

Y es que nuestra carta está compuesta de exquisitos platos germanos tales como los siguientes:

  • Semmelknödel. Dentro del apartado de entrantes tendríamos que destacar esta receta que está compuesta de bolitas fritas acompañadas de Salsa Jus. Aquellas son elaboradas con codillo, pan y cebollino.
  • Paleta de salchichas. Si hay un alimento identificativo de la gastronomía alemana es la salchicha. Por eso, en nuestra carta no dudamos en incluir una selección de las mejores que existen en el mercado, aderezadas con sus correspondientes salsas y con patatas fritas.
  • Wurst Salat Mit Käse. Una de las ensaladas de Alemania más conocidas y exquisitas es esta que se compone de quedo Edam, cebolla roja, pepinillos y diversos tipos de embutido. No obstante, también cuenta con una gran aceptación la ensalada de arenque, que está elaborada con remolacha, manzana, mahonesa y, por supuesto, arenques.
  • Sopa de Semmelknödel a la cerveza negra. Un sabor sorprendente es el que tiene, por su parte, esta especialidad alemana de cuantas conforman la carta de nuestra Cervecería Krüger. La misma, como ya indica su nombre, tiene en la mencionada cerveza el ingrediente imprescindible para conseguir ser el complemento perfecto de unas albóndigas elaboradas con pan y cebollino.
  • Goulash de carne con Spätzle. Otro de los platos más importantes de la gastronomía alemana es este que consiste en carne de ternera guisada.

El Spätzle Käse Mit Zwiebeln, pasta gratinada con aros de cebolla y queso Edam, o la sopa de cebolla son otras de las especialidades de las que podrás disfrutar en nuestro restaurante.