Archivo mensual: abril 2016

Cómo saborear una cerveza alemana en el centro de Madrid

Alemania es un país conocido internacionalmente por muchas cosas. En la actualidad está catalogado como el motor económico de Europa, es la cuna de numerosos movimientos culturales y artísticos y también es un destino turístico muy deseado.

Su mayor atractivo turistico radica en sus hermosos paisajes naturales y en sus ciudades llenas de historia. No obstante, tampoco podemos olvidar que gran parte de este encanto se debe también a su cuidada gastronomía. Dentro de esta gastronomía encontramos un amplio abanico de sopas, estofados y carnes. ¿Qué mejor para acompañar a estos platos suculentos que una buena cerveza tradicional?

La cerveza alemana también es mundialmente conocida. Por fortuna, no es absolutamente imprescindible viajar al país germano para poder tomarse una. También es posible disfrutar de una cerveza alemana en el centro de Madrid si se mira con atención en los bares y restaurantes del centro.

El restaurante Kruger en pleno centro de Madrid cuenta con una amplia carta de cervezas alemanas de importación entre las cuales destacan:

Engel Gold: cerveza dorada con aroma de lúpulo y un toque de malta, poco amargor y algo dulce. Se fabrica con maltas de cebada claras y lúpulos cultivados en la región de Hallartau.

  • Engel Hefeweizen Hell: cerveza de trigo digestiva, de suave color y espuma. Tiene un sabor y un aroma de cereal dulce y un tacto cremoso. Tiene calidad y personalidad sobre otras cervezas de trigo genéricas que se venden en la mayoría de los establecimientos.
  • Engel Bock: esta cerveza presenta un color mucho más oscuro, parecido al café pero con ligeros tonos rojizos. De aroma dulce y textura suave, esta cerveza se produce mezclando maltas claras y maltas tostadas.
  • Engel Dunkel: esta cerveza se caracteriza por su color cobrizo, su aroma armónico y por su toque tostado proveniente de maltas tostadas. Se trata de una cerveza oscura típica del sur de Bavaria.
  • Veltin (sin alcohol): esta cerveza tipo pilsen tiene un toque amargo y seco al principio y un regusto final a malta tostada. Es de baja fermentación y se elabora con malta y lúpulo. Resulta muy refrescante y fácil de tomar.

Con esta buena carta de cervezas alemanas a nuestro alcance, podemos celebrar el octoberfest sin necesidad de desplazarnos hasta Alemania.

Cervezas