carta restaurante aleman

Propósitos para el 2016

Con la llegada del año nuevo vienen también los propósitos y buenos deseos de cambio a nuestras vidas. El único problema es que la mayoría de estos cambios también requieren tiempo y esfuerzo por nuestra parte.

sparkler-677774_960_720

Casi todo el mundo sitúa en lo más alto de la lista para el año que comienza el propósito de ponerse en forma. Este deseo implica varias acciones, tales como comenzar una dieta, acudir al gimnasio o comenzar unas rutinas de vida saludable que implican salir a correr o andar a diario. El problema es que luego empiezan las tentaciones de comidas entre horas o la comida rápida y fácil de hacer, el gimnasio empieza a parecer caro para las pocas veces que acudimos y salir a hacer ejercicio fuera requiere de una planificación o unos madrugones que cuesta mucho mantener.

Otro propósito muy importante que nos hacemos cada año es el de ahorrar. Evitar los números rojos siempre es deseable, sobre todo si queremos ahorrar dinero para algún viaje o proyecto de futuro interesante. El problema es que este proceso es una carrera de fondo, siempre surgen gastos inesperados y las rebajas pueden ser muy tentadoras… Hay que intentar no sucumbir más de lo necesario.

Sé valiente y haz todo lo posible por cumplir tus sueños si aún no los estás viviendo. Quizá todavía no tengas el trabajo de tus sueños, quizá todavía no hayas visitado ese rincón del mundo que llevas años deseando ver… Pero no te rindas y no te angusties si todas estas cosas te parecen lejanas. Tampoco te obesiones con que 2016 tiene que ser el año en el cual estos sueños se hagan realidad. Puedes trabajar poco a poco para alcanzarlos (estudiando, ahorrando, planificando) y quizá antes de lo que esperas podrás realizar tus sueños para justo después fijarte otros nuevos.

Salir más con los amigos. Es la mejor forma de diversión y está al alcance de todo el mundo, lo único que tienes que hacer es derribar el muro de las excusas autoimpuestas y sacar a tus colegas de la rutina con planes divertidos e interesantes. Salir a cenar por ejemplo es un plan sencillo al cual suele apuntarse mucha gente, sobre todo si les tientas con una interesante carta restaurante alemán. El Restaurante Kruger situado en pleno centro de Madrid cuenta con una extensa variedad de especialidades alemanas entre las que se incluyen tanto carnes como guisos y ensaladas típicas de tierras germanas, todo ello maridado con la mejor cerveza alemana de importación.