restaurante alemán

Gastronomía alemana: todo lo que tenemos que saber sobre las principales especialidades

Mucho se habla de la dieta mediterránea y de la riqueza de la gastronomía española. Sin embargo, en pleno centro de Madrid, encontramos un restaurante alemán que poco tiene que envidiar a los cientos de españoles que encontramos en nuestras calles. El Restaurante Kruger se posiciona como uno de los más ricos en cuanto a variedad y calidad en sus platos germanos.

En este artículo vamos a realizar un repaso por algunos de los platos típicos de la gastronomía alemana y entenderemos por qué es una de los puntos clave de encuentro en el centro de Madrid:

• Comenzaremos por los entrantes: en un buen restaurante alemán no debe faltar una pequeña representación de los platos claves de la cocina alemana. Ejemplo de ello es el Semmelknödel, elaborado a base de pan, cebolla, huevo y bacon. Típicas del sur de Alemania, estas ‘bolas’ (knödel) de ‘pan’ (semmel) suelen ser el acompañamiento clave de muchos platos más elaborados, como el guiso de cerdo o las lentejas. Otro de los entrantes más apreciados en la gastronomía germana es el salmón marinado con eneldo y patatas cocidas o las famosas salchichas alemanas, estandarte de la gastronomía junto a la cerveza.

• En cuanto a los platos principales, Alemania nos ofrece una amplia variedad de elaboraciones que dejarán boquiabiertos a los paladares más exigentes. La inmensa mayoría se fundamentan en guisos o platos de carne asada y acompañados por verduras frescas, puré de patatas o el famoso ‘choucroute’, del cual podríamos decir que es el acompañamiento estrella en platos como el codillo asado o con los embutidos. Esta ensalada, a base de col ácida, es considerada uno de los alimentos probióticos por excelencia, gracias a la cantidad de microorganismos que posee tras su fermentación. Otro plato que merece mención es la famosa sopa de cebolla, ideal para días fríos, o la ‘spätzle gemüsepfanne’, un delicioso plato de pasta salteada con verduras frescas de temporada, un plato vegetariano lleno de sabor y propiedades.

Tampoco podemos olvidarnos del famosísimo goulash, quizá uno de los platos que, junto a las salchichas, mejor ha sabido cruzar las fronteras. Se trata de un guiso de carne, principalmente de ternera, con cebolla, pimientos y pimentón, todo ello especiado, muy típico para las festividades. Ideal para reponer fuerzas y entrar en calor en los duros días de invierno. Y, cómo no, las salchichas. Es uno de los platos de carne por excelencia en el país germano, y uno de los que más proyección internacional ha tenido. En un buen restaurante alemán siempre encontraremos diferentes tipos de salchichas, elaboradas según diferentes recetas, como es el caso de la bratwurst (carne de cerdo y res especiada con pimienta, jengibre y nuez moscada), la bockwurst (de pollo, cerdo, res, o incluso pescado. Va cocida y suele ir en pan) o la weißwurst (tradicionalmente de cerdo y res, de color pálido, se suele servir en pan, mostaza dulce y con pretzels).

• En cuento a los postres y platos dulces, la gastronomía alemana tiene mucho que decir: ¿quién no conoce el famoso strudel? Este dulce de hojaldre con manzana, canela y pasas es el favorito de muchos; o la tarta Sacher, de delicioso chocolate y confitura de fresas o melocotón.

Haz frente al verano con una rica ensalada alemana

La ciudad puede ser tu mejor aliada para pasarlo en grande en cualquier época del año, tanto si nos quedamos por nuestra ciudad como si vamos a hacer turismo o a visitar a familiares residentes en otra localidad. En estos planes no deben faltar parques, museos, cine, teatro, conciertos, terrazas, pubs y cómo no, lugares donde comer bien y en buena compañía.

Un restaurante alemán es una gran opción para comer en el centro de Madrid. Generalmente, cuando uno piensa en los platos alemanes se le vienen a la mente embutidos de todo tipo, carnes asadas y guisos muy calóricos ideales para acompañar a un frío invierno (comidas que quizá no encajen del todo en estas fechas más templadas del año). No obstante, la cocina alemana también cuenta con una amplia variedad de ensaladas frescas que, acompañadas de una buena cerveza tradicional, pueden ser tu mejor opción. Entre estas variedades de ensalada se encuentran:

-Ensalda Waldorf: plato compuesto de manzanas ácidas troceadas, frutos secos (principalmente nueces), apio, tubérculo, julianas y mayonesa o alguna salsa similar. Se sirve con lechuga y pasas que otorgan un toque dulce aunque también se sirve con queso azul para conseguir el contraste contrario. Esta ensalada fue creada a finales del siglo XIX en el prestigioso Hotel Waldorf y su receta se acredita a Oscar Tschirky. La receta original no llevaba nueces, pero se incorporaron a lo largo del siglo XX, existiendo una versión con nueces caramelizadas y vinagreta de trufa negra y otra con nueces y almíbar de cilantro. 

Algunas versiones se acompañan con yogur y frutas variadas.

-Wurst Salat Mit Käse: se trata de una ensalada combinada con embutidos. A la ensalada se le añaden salchichas y otros ingredientes vegetales típicos de la cocina alemana como pepinos, cebollas y quesos. Algunas variantes pueden llevar mayonesa o nata.

-Ensalada de patata (Kartoffelsalat): esta es una de las recetas más conocidas en la cocina alemana. Básicamente se compone de patatas cocidas acompañadas por distintos ingredientes, como por ejemplo bacon, pepinillos, cebolla y mayonesa.

-Ensalada de Arenque: esta receta de ensalada alemana es perfecta para el verano ya que es muy refrescante. Con arenques de calidad de carne firme y no demasiado avinagrados se consigue una gran textura y sabor. La remolacha y la mayonesa completan este ensalada típica alemana.

¿No te puedes decidir a la hora de pedir una de estas ensaladas? En el Restaurante Kruger situado en el centro de Madrid además de servir todas estas ensaladas también te ofrecen la posibilidad de pedir un surtido de estas ensaladas para compartir y probar todas las variedades.

schweizer-wurstsalat

Semmelknödel: un plato típico alemán

La cocina tradicional alemana cuenta con numerosas variedades de nutritivas sopas y guisos donde los cereales y la carne juegan un papel muy importante.

Dentro de Alemania, la región de Baviera al sur del país cuenta con una selección de platos icónicos entre la cocina internacional. No obstante, no se trata de una cocina sofisticada. Es una cocina básica, de campaña, que los labradores de los campos de Baviera consumían para recuperar fuerzas. Entre las características comunes de los platos de Baviera está la carne asada especiada, la pasta y la harina. También es parte de la tradición del sur de Alemania realizar una comida entre el desayuno y el almuerzo: el llamado Brotzeit, un contundente tentempié consistente en rebanadas de pan acompañadas con salchichas, queso o algún ahumado servido sobre una cama de rábanos o queso.

Uno de los platos más famosos de la cocina de Baviera es el Semmelknödel, una especialidad típica en las fiestas del oktoberfest. El Smmelknödel (semmel significa pan y knödel redondeado según un dialecto de Alemania del sur) son bolas hechas con pan que suponen una tradición culinaria en el sur de Alemania, en Austria y en la República Checa. Son un acompañamiento típico de platos como el asado de cerdo,  el Sauerkraut (chucrut de hojas de cebolla fermentada), los platos de lentejas o las setas. En Alemania se puede encontrar ya preparado en los supermercados o se puede disfrutar de este plato en los restaurantes con una preparación más tradicional.

Para elaborar el Semmelknödel se utiliza pan duro de viejos Brötchen (panecillos típicos alemanes) cortándolo en finas rodajas o en cubos. Después se sumerge el pan cortado en leche caliente para que se haga húmedo. Algunas recetas le añaden algo de mantequilla, cebolla picada, perejil, huevo y especias según el gusto del cocinero. Luego se hacen las bolas y se añade algo de harina para que espese. Las bolas resultantes se cuecen (sin que lleguen a hervir) en salmuera durante 20 minutos. Se considera que el Semmelknödel está listo cuando las bolas suben a la superficie del líquido.

Otras variantes cambian la mezcla, el tiempo de cocción y los ingredientes añadidos. Por ejemplo, en la cocina de Viena hay mucha influencia de la cocina de la República Checa, donde también se prepara el Semmelknödel de distintas formas.

Existen variantes de Semmelknödel que utilizan los típicos Bretzel como pan base yse conocen como Breznknödel. Otra variante utiliza manteca en su masa y se sirve con ensalada o Sauerkraut (chucrut). Los semmelknödel sobrantes del día anterior se cortan en rodajas y se fríen acompañados de huevo frito o de ensalada. También pueden servirse con huevos revueltos, con salchichas, con cebollas, vinagre, aceite sal y pimienta.

Los mejores restaurantes de comida alemana cuentan con al menos una variedad de Semmelknödel en sus cartas, todo ello acompañado siempre de la mejor cerveza de importación.

Celebra la vuelta al cole

Normalmente el final del verano no es recibido con gran algarabía. Se acaban las vacaciones y el buen tiempo y hay que volver al trabajo, a los estudios y a los días fríos con el cielo gris. Sin embargo, no hay que ponerse tristes por ello. Hay que afrontar la vuelta al cole con positividad, ya que por ejemplo ahora podremos volver a ver a nuestros amigos, disfrutar de su compañía y realizar otros planes más tranquilos entre semana o darlo todo los findes.

1

Antes de salir de fiesta por discotecas o pubs, no hay nada mejor que tomar una buena cena, y si es en compañía mucho mejor. No es recomendable tomar copas con el estómago vacío, así que hay que ponerle remedio a eso. Si te gustan las carnes a la brasa y la buena cerveza, un restaurante alemán como el Restaurante Krüger es el lugar indicado para ti.

La rica gastronomía alemana puede disfrutarse en el centro de Madrid junto a la Plaza de España. Carnes y salchichas traídas directamente desde Alemania, ensaladas típicas germanas y una gran oferta de patés y quesos se complementan con una amplia carta de cervezas alemanas de importación. Además, en el mismo local también podrás disfrutar de la mejor comida tradicional española.

Si planeas venir en con tus amigos y compañeros de clase o eres un turista por Madrid, tenemos buenas noticias para ti. Si buscas un restaurante para grupos en Madrid, Restaurante Krüger también es una gran opción. Los menús de grupos ponen a tu alcance 4 tipos de menús para adaptarse a los gustos de todo el mundo.

Los menús A y B ofrecen una gran variedad de pastas, guisos tradicionales españoles, arroces, ensaladas y carnes de la mejor calidad, todo ello acompañado de cerveza de barril u otras bebidas a elegir así como varios postres disponibles.

El menú Merienda-Cena es el más indicado para los jóvenes universitarios, ya que pueden disfrutar de comida rápida sin renunciar al sabor y a la calidad de platos elaborados de forma artesanal. La especialidad “Hamburguesa Krüger”, las salchichas asadas, vienesas o frankfurt y el escalope alemán acompañados por patatas fritas o puré de patatas son unas opciones exquisitas para realizar una cena temprana antes de las 20:30.

No hay nada más español que las tapas, así que esta forma de gastronomía también puede encontrarse en un local tan polivalente como el Restaurante Krüger. El contundente menú de tapas de Krüger incluye 5 platos a elegir entre una gran variedad de tapas entre las que destacan las patatas bravas, la paella valenciana, los huevos rotos con jamón, los mejillones a la vinagreta, el salmorejo cordobés, los choricitos al infierno, las croquetas caseras, el surtido de patés o el magro con tomate entre muchos otros platos.

Si además buscas un lugar especial para celebrar cenas de empresa o con familiares y amigos, Restaurante Krüger cuenta con un menú parrillada muy especial para las fechas navideñas. No dudes en preguntar para recibir más información de esta y otras ofertas que puedan ser beneficiosas para tu grupo.

Planes para disfrutar de Madrid este verano

Los habitantes de Madrid huyen hacia las zonas costeras en verano para disfrutar de los rayos del sol y la playa. Hay quienes, por el contrario, prefieren disfrutar de un turismo de interior y eligen destinos de montaña alejados del ajetreo de la gran ciudad. A pesar de todo, Madrid es uno de los lugares más turísticos de España y una de la ciudades con más actividades para realizar este verano. Tanto si tienes que quedarte en la capital como si la visitas durante unos días, aquí tienes algunos planes que puedes realizar sin gastar demasiado dinero.

El triángulo del Arte
Uno de los encantos de Madrid es la zona de los museos. En pocos pasos encontrarás tres de las pinacotecas más importantes del país: el Museo del Prado, el Museo Reina Sofía y el Museo Thysenn. Todos ellos te permitirán descubrir las mejores obras pictóricas de artistas de todos los tiempos. Además, cuentan con ofertas especiales para estudiantes y días en los que la entrada está más barata, por lo que podrás disfrutar del arte a unos precios realmente populares.

parque del retiro madrid

Disfruta de la buena comida
Aunque el bocata de calamares es, tal vez, el plato más característico de la cocina madrileña, también hay otros restaurantes que podrás visitar durante tu estancia en la ciudad. Además, podrás degustar la gastronomía de otros países sin moverte de la ciudad. Por ejemplo, yendo a un restaurante de comida alemana en Madrid donde degustar las mejores cervezas de importación y todo tipo de salchichas Wurst.

La ciudad de los musicales
Si algo destaca de la Gran Vía madrileña es la zona donde se concentran los grandes teatros. Llenos de luz y colorido, este tramo de la calle pretende ser el Brodway español. Si aún no has visto la espectacularidad de un musical no debes perderte uno de estos espectáculos. Entre otros, ahora puedes ver El Rey León, uno de los montajes más impactantes de los últimos tiempos.

Los veranos de la Villa
Este es uno de los eventos culturales más importantes del año. Espectáculos teatrales, zarzuelas, flamenco o bailes se dan cita en los escenarios con una agenda variada que hará las delicias de todos los públicos. Sin duda una de las mejores oportunidades para disfrutar de la vertiente cultural de la ciudad.

Parques temáticos
Aunque en Madrid no hay playa, esto no quiere decir que los madrileños vayan a pasar calor. En los alrededores de la capital encontramos parques acuáticos en los que disfrutar de un día completo con la familia mientras bajamos por toboganes de agua o nos bronceamos al sol junto a la piscina. Esta es una de las mejores maneras de soportar las altas temperaturas de la capital. Si lo que quieres es refrescarte un poco sin las aglomeraciones de los parques temáticos, puedes pasear por la playa urbana situada en Madrid Río, donde podrás jugar en las fuentes y mitigar el calor para, después, seguir paseando por los jardines y los puentes de este entorno.

Y para acabar la noche, nada mejor que un restaurante en Princesa, para disfrutar de la noche madrileña en el epicentro de la ciudad, con el mejor ambiente y la mejor compañía.

Llega el OKtoberfest a Restaurante Krüger

Celebra el Octoberfest en el restaurante Krüger

El Oktoberfest se celebra en Munich desde octubre de 1810 para celebrar el matrimonio del príncipe Luis I de Baviera con la princesa Teresa de Sajonia. Con el tiempo, se trasladó a septiembre para aprovechar el clima. Desde entonces, litros y litros de cerveza han corrido por las gargantas de los alemanes y la fiesta se ha conocido en todo el mundo.

En Restaurante Krüger hemos trasladado desde tierras bávaras a Madrid una de las fiestas más esperadas y conocidas en Alemania. Queremos celebrarlo con dos ofertas:

1. Del 20 de septiembre al 5 de octubre, te regalamos una jarra de cerveza artesanal con cada plato de salchichas. Y

2 Y hasta el 31 de octubre, tenemos los platos más conocidos de la gastronomía alemana a precios especiales. Así como menús, en los que podrás elegir entre varios primeros y segundos platos, que incluyen una jarra de cerveza bien fría, un refresco o agua ¡Tú decides como disfrutarlo!

oktoberfest

Receta de Spätzle Gemüsepfanne

Al visitar un restaurante alemán en Madrid como puede ser el Restaurante Krüger, situado en calle Princesa 5, es importante saber que se tendrá la posibilidad de descubrir la esencia de la gastronomía germana. Y es que la carta que ofrece a sus clientes está conformada por una serie de exquisitos y tradicionales platos que vienen a ejercer como embajadores del país.

restaurantekruger

La sopa de cebolla, el goulash de carne con spatzle o la sopa de semmelknödel a la  cerveza negra son algunas de las especialidades más  significativas, pero no son las  únicas. Así también es importante subrayar la  existencia del plato conocido como Spätzle  Gemüsepfanne. En concreto, aquel  se  trata de una receta de pasta salteada con  diversas verduras frescas de la  temporada.
En el sur de Alemania, e incluso en Austria, es muy conocida y afamada esa pasta,  que tiene  sus orígenes en el siglo XVIII y que recibe también el nombre de wasserspatzen.

Para poder llevar a cabo la preparación del plato citado es fundamental que el restaurante alemán de Madrid pertinente cuente con los siguientes ingredientes: variada tipología de verduras al gusto en función de las que primen cada temporada, harina, sal, agua y huevo.
Una vez que se tienen todos ellos se podrá comenzar a preparar la receta, que requiere llevar a cabo los siguientes pasos: restaurantekruger

  • Para poder confeccionar la pasta es necesario conseguir una mezcla a base de harina, de huevo, de sal y de agua. El resultado será una masa blanda que se cortará en tiras o en forma redondeada, según el cocinero.
  • Una vez se tenga cortada aquella se irá procediendo a echarla a una cacerola donde haya agua con sal hirviendo. Cuando la pasta suba a la superficie del agua es cuando se considerará que ya está cocida y se retirará.
  • De esta manera, ya se tendrá preparado el principal ingrediente de la receta de Spätzle Gemüsepfanne. Luego, lo que habrá que hacer es proceder a cortar las verduras elegidas y saltearlas en una sartén.
  • Así, acto seguido, cuando estén preparadas aquellas, se colocarán junto a la pasta en el plato y se servirán al comensal para que pueda disfrutar de este exquisito manjar típico de Alemania.
  • A grandes rasgos estas son las principales características que hay que conocer sobre la preparación de la mencionada receta. No obstante, es importante saber otra serie de curiosidades al respecto:
  • En algunos rincones del país germano se opta por crear la pasta, la Spätzle, haciendo uso de harina de sémola.
  • Asimismo en otros lugares también se apuesta por elaborar aquella incluyendo entre sus ingredientes el hígado de cerdo o también verduras tales como las espinacas.
  • Es curioso resaltar el hecho de que, en algunas ocasiones, esta pasta se realiza como parte de un postre. En esos casos, es fundamental que se elabore haciendo uso de manzana rallada.
  • Con la Spätzle, en Alemania se preparan otras recetas igualmente exquisitas donde aquella acompaña a lentejas, salchichas, queso, chucrut, huevos o jamón cocido.