Archivo mensual: enero 2016

Cómo disfrutar de un fin de semana completo en Madrid

Una escapada de fin de semana nunca es suficiente para poder disfrutar de todo lo que ofrece una ciudad como Madrid, pero si vas de visita un par de días y quieres aprovechar al máximo tu tiempo en la urbe aquí tienes una serie de consejos para visitar los lugares más emblemáticos y disfrutar de los principales encantos de la capital.

gran-via-968932_960_720

Una de las  primeras cosas que deben comprobarse es el horario de apertura de los museos ya que esto puede condicionar la agenda de cada uno. Suponiendo que los visitantes lleguen a Madrid el viernes, lo primero es realizar una toma de contacto con la ciudad desplazándose hasta la Puerta del Sol, la mítica y archiconocida plaza desde la cual cada fin de año se retransmiten las campanadas para toda España. Desde esta plaza hay un fácil acceso a la mayoría de las calles comerciales más emblemáticas de la ciudad. La Gran Vía también está muy cerca, es una gran avenida céntrica y está llena de lugares para cenar y tomar cervezas o copas.

La Puerta del Sol vuelve a ser un buen punto de partida para empezar el día del sábado. Tomando la Calle Arenal se puede llegar hasta el mítico Teatro Real (popularmente conocido como Ópera), la Plaza de Oriente y el Palacio Real (el cual puede recorrerse con una visita guiada). Justo al lado del palacio se encuentra la Catedral de la Almudena, el edificio religioso más relevante de todo Madrid.

Desde la Calle Mayor se puede acceder a la Plaza de la Villa, una parte histórica medieval de Madrid muy bien conservada. Siguiendo por esta calle se puede llegar a la Plaza Mayor, lugar típico de tapas y bocadillos de calamares. Después de este recorrido, lo más recomendable es perderse por la Calle Preciados, la calle comercial más famosa de Madrid. Esta calle desemboca en la Plaza de Callao, otro centro neurálgico con grandes tiendas y centros comerciales de todo tipo. Desde aquí también está bastante a mano la Gran Vía, una avenida llena de vida y color que lleva a la Plaza de España. Después de todo un día de intenso pateo, tocará reponer fuerzas. Si buscas restaurantes en la Plaza de España en Madrid, el restaurante Krüger puede ser la solución a tus necesidades, sobre todo si viajas en compañía ya que así podrás disfrutar de su menú para grupo turístico en los cuales está presente la mejor cocina alemana y cerveza de importación.

El domingo no puedes dejar pasar la Fuente de Cibeles, un icono internacional de Madrid y el lugar predilecto de los forofos del Real Madrid para realizar sus celebraciones. Después también es de obligada visita el Paseo del Prado, zona donde se encuentran lugar y edificios históricos como el Monumento a los Caídos por España, los famosos hoteles Ritz y Palace, la Plaza de Cánovas de Castillo y la impresionante Fuente de Neptuno. Muy cerca de la Fuente de Neptuno se alza el conocido Museo del Prado en el cual se pueden ver obras de grandes autores como Velázquez, El Greco, Goya, El Bosco o Rubens entre muchos otros.

La Calle Alfonso XII conduce hasta el parque de El Retiro, un lugar muy concurrido y animado los domingos, especialmente si hace buen tiempo. Los niños jugado, los músicos y artistas callejeros hacen que este lugar sea muy especial. Siguiendo por la Calle Alfonso XII se llega hasta la Puerta de Alcalá, otro monumento fundamental del imaginario Madrileño.

Hay muchos más planes que pueden realizarse en Madrid, pero seguramente no de tiempo a ver mucho más después de un fin de semana de turismo intensivo. Algunas ideas interesantes son: visita a la Plaza de Castilla, los museos Reina Sofía y Thyssen-Bornemisza, visita al Estadio Santiago Bernabéu para los fanáticos del Real Madrid, un paseo por el histórico Rastro de Madrid (plan de domingo) o una visita exprés al Parque de Atracciones.

Propósitos para el 2016

Con la llegada del año nuevo vienen también los propósitos y buenos deseos de cambio a nuestras vidas. El único problema es que la mayoría de estos cambios también requieren tiempo y esfuerzo por nuestra parte.

sparkler-677774_960_720

Casi todo el mundo sitúa en lo más alto de la lista para el año que comienza el propósito de ponerse en forma. Este deseo implica varias acciones, tales como comenzar una dieta, acudir al gimnasio o comenzar unas rutinas de vida saludable que implican salir a correr o andar a diario. El problema es que luego empiezan las tentaciones de comidas entre horas o la comida rápida y fácil de hacer, el gimnasio empieza a parecer caro para las pocas veces que acudimos y salir a hacer ejercicio fuera requiere de una planificación o unos madrugones que cuesta mucho mantener.

Otro propósito muy importante que nos hacemos cada año es el de ahorrar. Evitar los números rojos siempre es deseable, sobre todo si queremos ahorrar dinero para algún viaje o proyecto de futuro interesante. El problema es que este proceso es una carrera de fondo, siempre surgen gastos inesperados y las rebajas pueden ser muy tentadoras… Hay que intentar no sucumbir más de lo necesario.

Sé valiente y haz todo lo posible por cumplir tus sueños si aún no los estás viviendo. Quizá todavía no tengas el trabajo de tus sueños, quizá todavía no hayas visitado ese rincón del mundo que llevas años deseando ver… Pero no te rindas y no te angusties si todas estas cosas te parecen lejanas. Tampoco te obesiones con que 2016 tiene que ser el año en el cual estos sueños se hagan realidad. Puedes trabajar poco a poco para alcanzarlos (estudiando, ahorrando, planificando) y quizá antes de lo que esperas podrás realizar tus sueños para justo después fijarte otros nuevos.

Salir más con los amigos. Es la mejor forma de diversión y está al alcance de todo el mundo, lo único que tienes que hacer es derribar el muro de las excusas autoimpuestas y sacar a tus colegas de la rutina con planes divertidos e interesantes. Salir a cenar por ejemplo es un plan sencillo al cual suele apuntarse mucha gente, sobre todo si les tientas con una interesante carta restaurante alemán. El Restaurante Kruger situado en pleno centro de Madrid cuenta con una extensa variedad de especialidades alemanas entre las que se incluyen tanto carnes como guisos y ensaladas típicas de tierras germanas, todo ello maridado con la mejor cerveza alemana de importación.