Archivo mensual: junio 2014

La mejor opción para compartir con los amigos

Ahora que con la llegada del verano se inician las vacaciones, todos nos enfrentamos al hecho de tener que despedirnos durante una temporada de nuestros compañeros de trabajo o de los amigos que se han hecho durante el curso. Por eso, nada mejor que, antes de decirse adiós temporalmente, aprovechar para realizar una fiesta o una comida todos juntos.

Una alternativa estupenda en este sentido es acudir a un restaurante de la calle Princesa de Madrid como es el Restaurante Krüger. Y es que en él se puede disfrutar de ese encuentro entre amigos gracias a un exquisito y estupendo servicio para grupos.

En concreto, optar por este establecimiento del centro de la capital de España supondrá disfrutar de un menú variado e irresistible, del que se pueden destacar las siguientes señas de identidad:

• Tiene un precio de 22 euros por persona, IVA incluido. No obstante, los jueves y viernes por la noche así como los sábados y domingos al mediodía se rebaja a los 20 euros.

• Está recomendado tanto para el horario de comidas como el de cenas.

• Se compone de una gran cantidad de platos para compartir entre todos los integrantes del grupo tales como tabla de ibéricos, tortilla de patatas, ensalada de queso fresco y anacardos con vinagreta a la miel, croquetas de jamón, bacalao en tempura a la cerveza y dados de solomillo con verduras al wok aderezadas con jengibre y soja.

• En lo que se refiere al postre del menú, estará conformado por una de las especialidades de este restaurante de la calle Princesa de Madrid.

combo

Estas son algunas de las características que definen a la propuesta gastronómica que Krüger realiza a sus clientes para despedirse de los amigos antes de las vacaciones. No obstante, no hay que olvidar que aquella también incluye barra libre de cerveza, agua, refrescos y sangría durante toda la comida.

 

 

 

Menú para grupos (tour operadores)

Encontrar un restaurante económico en Madrid, si vamos con un grupo numeroso, puede ser muy complicado. Si además de un espacio amplio para que pueda comer todo el grupo buscamos menús de calidad con una gran variedad de platos diferentes donde elegir y a un precio económico, la búsqueda puede ser una verdadera odisea.

Con las ofertas que ofrece Restaurante Kruger para los touroperadores y los grupos numerosos este problema puede solucionarse de una manera rápida. Con una amplia experiencia como restaurante para grupos, este establecimiento ofrece a sus comensales dos menús muy amplios si vamos en un grupo que supera las 20 personas. Es ideal para hacer una excursión en grupo que va a visitar la capital de España, porque se encuentra en pleno centro de Madrid y muy bien comunicado con las zonas más turísticas y vistosas del resto. También es ideal para viajes de colegios o institutos, ya que son ingredientes sanos, de gran calidad, y con variedad para que puedan elegir según los gustos personales de cada uno.

 

salchichasycerveza

Comida barata y de calidad

Los segundos disponibles combinan los mejores platos de carne, como chuletas y cinta de lomo ibérico, flamenquines, san jacobos caseros, bistec de ternera, escalope alemán, lacón a la gallega, albóndigas a la jardinera o pastel de carne. Si se optan por carnes blancas, el escalope de pollo, la pechuga a la plancha, el pollo asado, al ajillo, en pepitoria o la pechuga villaroy está disponible en el menú, que también permite comer pescado, con fritura andaluza, lenguado o bienmesabe.El menú más barato consta de dos platos, bebida y postre y cuesta sólo 8,75 euros. Entre los primeros platos, el comensal puede elegir gazpacho, sopas, cremas, pasta, ensaladas, arroz a la cubana o tres delicias, parrillada de verduras, revueltos, huevos rellenos, rollitos de primavera, lentejas o fabada asturiana. Todos ellos elaborados con ingredientes de la mejor calidad y de manera casera.

Para paladares exquisitos

Por 11,50 euros es posible ampliar las opciones de menú. Además de los primeros platos nombrados anteriormente es posible elegir otros platos más elaborados como paella mixta, rissoto, arroz a banda, cogollos de Tudela, sopa de marisco, entremeses ibéricos con ensaladilla rusa o pisto manchego entre otros.

Y además de todos los segundos del menú anterior, en este es posible elegir nuevos platos típicos de la región como el cocido madrileño, todo un clásico de la ciudad. También se podrá elegir entre chuletas de sajonia, cabeza de lomo, solomillo de cerdo, churrasco de ternera a la brasa. Entre los pescados, se podrá elegir bacalao con tomate o merluza a la romana, dos platos llenos de sabor con los mejores ingredientes.

Esta opción es sin duda una de las mejores si tenemos previsto desplazarnos a Madrid y queremos comer con calidad y sin gastar mucho dinero. A través del tour operador que hayamos elegido para realizar el viaje en grupo podremos beneficiarnos de un gran precio en el menú y comer de manera abundante a unos precios realmente asequibles.

Tipos de bratwurst

El bratwurst es una salchicha típicamente alemana que se utiliza mucho en las comidas de este país. Las hay de varios tipos, según el tamaño, la forma y los ingredientes que se utilicen en su elaboración. Al contrario de lo que muchas personas piensan, “bratwurst” no se refiere al tipo de salchicha, sino a la manera en que se realiza la salchicha, con un tipo de carne muy picada que les da el aspecto de una masa muy fina. Aunque este tipo de comida puede asociarse erróneamente con la comida rápida, lo cierto es que es un plato con una larga tradición: hay referencias a estas salchichas alemanas desde el siglo XV.

sal2

Las diferentes salchichas bratwurst se realizan con distintos ingredientes y es posible encontrar en el mercado una gran variedad según la zona en la que se cocinan o la carne utilizada. Por lo general son de tamaño grande y con una textura muy fina en la piel que las envuelve. Las más conocidas reciben el nombre de la ciudad de la que son típicas, diferenciándose así de otras variedades.

Las principales diferencias las encontramos en la zona de Franconia, donde hay principalmente cuatro grandes tipos de bratwurst:

Kulmbacher Bratwurst

Está hecha con carne de ternera molida y es muy popular entre los turistas que cada año visitan la ciudad de Kulmbach. Destaca por su forma larga y delgada.

Coburger Bratwurst

Se fabrica también con carne de ternera pero tiene unos condimentos especiales: nuez moscada, sal, pimienta y rayadura de limón. Se come acompañada de una pieza de pan.

Nuremberg Bratwurst

Es una variedad muy pequeña, que mide alrededor de 9 centímetros. Su forma de elaboración es muy peculiar, colocándose en una parrilla con las llamas por encima de la rejilla y cuenta con una denominación de origen propia. Se elabora con carne de cerdo y se sazonan con orégano fresco y mejorana. Se suelen acompañar con chucrut o ensalada de patata. También hay una forma especial de preparación de estas salchichas: se asan con vinagre y cebolla. A esta variedad se la conoce como Blaue Zipfel.

Würzburg Bratwurst

Tiene un tamaño de unos 20 centímetros de largo y es muy delgada. Entre sus ingredientes destaca la utilización de un vino blanco típico de Franconia para darle su sabor característico.

Además de las salchichas típicas de la región de Franconia, en otras partes de Alemania también se elaboran bratwurst que son muy típicos en la gastronomía del país. Estas son otras de las especies de salchichas más solicitadas por los amantes de la gastronomía alemana:

Thüringer Rostbratwurst

Tiene un tamaño similar a la Würzburg y se hace sobre fuego de carbón. Se acompaña suele acompañar con raciones generosas de mostaza y pan.

Nordhessische Bratwurst

Tiene un sabor similar a la Thüringer, y se elabora con carne de cerdo molida y condimentada. También se suele comer en un bollo de pan con mostaza a gusto del comensal.

Rote Wurst

Es un tipo de chorizo muy popular en la región de Suabia. Se hace con carne de cerdo y tocino molidos y tiene un sabor muy picante y particular que lo diferencia del resto de salchichas alemanas.