Archivo mensual: octubre 2015

5 curiosidades sobre los alemanes

Alemania se encuentra en el corazón de Europa y en la actualidad funciona como motor económico del viejo continente. Conocemos bastantes tópicos sobre Alemania y sus gentes: buenas cervezas, buenos guisos y carnes estofadas, clima frío, trabajadores eficientes y una actitud estoica ante la vida aunque sin renunciar a la fiesta cuando esta se presenta. Muchos de estos clichés (sobre todo los gastronómicos) pueden comprobarse en primera persona acudiendoa restaurantes alemanes en Madrid. Para lo demás, aquí está una serie de curiosidades sobre los alemanes que seguramente no conocías.

sunset-538286_640

  • El idioma alemán tiene mucho en común con el latín ya que conserva las declinaciones y por ello una palabra tiene sufijos o prefijos distintos según su condición dentro de la frase (nominativo, acusativo, dativo o genitivo). Además, en Alemán hay muchas palabras compuestas a base de otras palabras, pudiendo unirse dos o más para crear un nuevo término.
  • Al entrar en una casa es habitual descalzarse y dejar las zapatillas o crocs en un cajón a la entrada. Como en muchos países fríos, es habitual la moqueta, así que el suelo tiende a estar calentito incluso en los peores temporales.
  • Las ciudades suelen contar con parcelas en alquiler a través de asociaciones de jardineros para cultivar huertos urbanos. Son espacios muy demandados, con lo cual algunas zonas incluso cuentan con lista de espera para poder alquilarlas.
  • Para quienes busquen algún día comprar únicamente bebidas, el Getränkemarkt es la tienda perfecta. Cuentan con cervezas de todas las marcas y graduaciones, zumos, refrescos y licores a precios más económicos que los supermercados habituales. Además, están organizados como grandes almacenes, para llegar en coche y hacer compras de volumen considerable. Ideales para planificar una fiesta.
  • Desplazarse en bicicleta es muy habitual y está muy bien considerado. Todas las ciudades cuentan con carriles y semáforos adaptados. Además, los conductores de coches son muy respetuosos y circularán con paciencia detrás de una bicicleta el tiempo que haga falta.

Aunque lo ideal para conocer un país y sus gentes es viajar hasta el lugar y pasar allí una temporada, también hay muchas actividades que se pueden hacer sin salir de España para impregnarse un poco de la cultura alemana. Buscar un restaurante en el centro de Madrid temático del país germano es una forma de descubrir su gastronomía, ir a clases de alemán es una forma de aprender su idioma y su cultura, y participar en intercambios de idiomas con alemanes es una forma de conocer mejor a su pueblo y sus costumbres actuales.

Por qué elegir un restaurante en el centro para una celebración

El centro de Madrid es un lugar fascinante. En las arterias de la capital española se respira aire de metrópolis y diversidad cultural, tanto entre sus habitantes como en sus locales y comercios. Si buscas celebrar alguna fiesta, cumpleaños, cena de empresa, reunión de compañeros de clase o cualquier otro tipo de celebración, piensa que tan importante es el lugar de la comida como su localización estratégica. Cuanto más céntrico sea el restaurante elegido, más cerca estarán después los mejores pubs, discotecas y locales de copas.

galeria61

Si buscas un restaurante en Plaza España, Madrid y tienes planeada una cena o almuerzo con mucha gente, el Restaurante Kruger es una gran opción. La mejor comida alemana (carnes y guisos abundantes) combinada con la mejor cerveza alemana (a elegir entre varias especialidades y con opciones de barra libre) son un reclamo especialmente llamativo para quienes tengan buen saque.

La carta del Restaurante Kruger cuenta con una amplia variedad de salchichas alemanas acompañadas de puré de patata y chucrut entre otras variedades. Es especialmente cómodo y alegre para grandes grupos de gente joven o familias con niños, ya que también dispone de menús infantiles para todos los gustos.

barRestaurante Kruger cuenta con un local enorme y muy bien emplazado en la Plaza España, pleno corazón de Madrid. Un servicio atento y rápido se esmera por atender a grandes grupos de comensales trayéndoles generosas raciones de platos alemanes y frías jarras de las mejores especialidades cerveceras alemanas.

Las cenas informales con amigos se disfrutan más en locales con un ambiente distendido y festivo. Además, los precios se ajustan mucho con una gran relación calidad-precio, especialmente en los menús de grupo, para que todo el mundo pueda acabar bien satisfecho sin necesidad de realizar un gran desembolso.

Dentro de un grupo de amigos, ya sean estudiantes, compañeros de trabajo o colegas de toda la vida, siempre hay una buena noticia que celebrar: un cumpleaños, un nuevo empleo, una despedida de soltero, el aniversario de una fecha importante… Cualquier excusa es buena para buscar un lugar en el cual celebrar una fiesta a lo grande.

Si a ti y a tus amigos os gusta la buena carne, la comida copiosa y regarlo todo con unas buenas jarras de cerveza, no dudes que Restaurante Kruger es tu mejor opción para comer como un rey (alemán) por un precio económico.