Restaurante de comida alemana

Gastronomía alemana: todo lo que tenemos que saber sobre las principales especialidades

Mucho se habla de la dieta mediterránea y de la riqueza de la gastronomía española. Sin embargo, en pleno centro de Madrid, encontramos un restaurante alemán que poco tiene que envidiar a los cientos de españoles que encontramos en nuestras calles. El Restaurante Kruger se posiciona como uno de los más ricos en cuanto a variedad y calidad en sus platos germanos.

En este artículo vamos a realizar un repaso por algunos de los platos típicos de la gastronomía alemana y entenderemos por qué es una de los puntos clave de encuentro en el centro de Madrid:

• Comenzaremos por los entrantes: en un buen restaurante alemán no debe faltar una pequeña representación de los platos claves de la cocina alemana. Ejemplo de ello es el Semmelknödel, elaborado a base de pan, cebolla, huevo y bacon. Típicas del sur de Alemania, estas ‘bolas’ (knödel) de ‘pan’ (semmel) suelen ser el acompañamiento clave de muchos platos más elaborados, como el guiso de cerdo o las lentejas. Otro de los entrantes más apreciados en la gastronomía germana es el salmón marinado con eneldo y patatas cocidas o las famosas salchichas alemanas, estandarte de la gastronomía junto a la cerveza.

• En cuanto a los platos principales, Alemania nos ofrece una amplia variedad de elaboraciones que dejarán boquiabiertos a los paladares más exigentes. La inmensa mayoría se fundamentan en guisos o platos de carne asada y acompañados por verduras frescas, puré de patatas o el famoso ‘choucroute’, del cual podríamos decir que es el acompañamiento estrella en platos como el codillo asado o con los embutidos. Esta ensalada, a base de col ácida, es considerada uno de los alimentos probióticos por excelencia, gracias a la cantidad de microorganismos que posee tras su fermentación. Otro plato que merece mención es la famosa sopa de cebolla, ideal para días fríos, o la ‘spätzle gemüsepfanne’, un delicioso plato de pasta salteada con verduras frescas de temporada, un plato vegetariano lleno de sabor y propiedades.

Tampoco podemos olvidarnos del famosísimo goulash, quizá uno de los platos que, junto a las salchichas, mejor ha sabido cruzar las fronteras. Se trata de un guiso de carne, principalmente de ternera, con cebolla, pimientos y pimentón, todo ello especiado, muy típico para las festividades. Ideal para reponer fuerzas y entrar en calor en los duros días de invierno. Y, cómo no, las salchichas. Es uno de los platos de carne por excelencia en el país germano, y uno de los que más proyección internacional ha tenido. En un buen restaurante alemán siempre encontraremos diferentes tipos de salchichas, elaboradas según diferentes recetas, como es el caso de la bratwurst (carne de cerdo y res especiada con pimienta, jengibre y nuez moscada), la bockwurst (de pollo, cerdo, res, o incluso pescado. Va cocida y suele ir en pan) o la weißwurst (tradicionalmente de cerdo y res, de color pálido, se suele servir en pan, mostaza dulce y con pretzels).

• En cuento a los postres y platos dulces, la gastronomía alemana tiene mucho que decir: ¿quién no conoce el famoso strudel? Este dulce de hojaldre con manzana, canela y pasas es el favorito de muchos; o la tarta Sacher, de delicioso chocolate y confitura de fresas o melocotón.

El maridaje en la comida alemana, ¡disfruta del mejor sabor!

Dentro de la gastronomía alemana hay una gran variedad de platos. Aunque los más conocidos pueden ser los distintos tipos de salchichas y carnes, lo cierto es que en Alemania la verdura y los dulces también son muy importantes dentro del menú. Otro ingrediente fundamental, que llama la atención tanto a turistas como a foráneos, son los distintos tipos de cerveza y vinos que pueden degustarse combinados con estos platos.

Los festivales como el Oktoberfest han popularizado aún más estas bebidas y el maridaje que hace que podamos apreciar la gastronomía de este país en todo su esplendor. Hoy en día es posible encontrar buenas combinaciones en restaurantes de comida alemana. Para que puedas disfrutar de las mejores experiencias y sabores, aquí tienes algunos consejos para maridar bebidas alemanas.

Platos de carne suave
Para platos de aves y otras carnes suaves, acompañadas de salsas tradicionales, no hay nada mejor que una cerveza de trigo con un toque ácido. Por ejemplo, la Malzbiert hace una combinación perfecta con ahumados o platos cuyo ingrediente principal es el pavo. Para esta última carne también casa muy bien la cerveza alemana de tipo Ale.

Para pescado o marisco
Las cervezas amargas son las perfectas para complementar los sabores intensos de sal y toques marítimos. Para platos compuestos principalmente por pescados y marisco apuesta por una cerveza ácida que complemente el festival de sabores en tu boca. Las cervezas tipo Ale son muy adecuadas para pescados azules. Por ejemplo, las conocidos como Goleen y Mild Ale se utilizan mucho para combinar con platos del mar.

cerveza

Para carnes rojas
Hay determinadas cervezas que tienen un sabor especial porque contienen especias y otros ingredientes. En estos casos es posible combinarlas con carne roja para que sirvan de potenciador del sabor del plato. La mezcla será totalmente espectacular y querrás repetir. Una buena combinación para carnes rojas es la Brown Ale, con un toque afrutado y seco que casa muy bien también con un aderezo de roquefort ofreciéndote un gran sabor.

Para postres
Aunque tradicionalmente se asocia a la cerveza con la comida principal, lo cierto es que también puede tomarse con los postres. En los restaurantes de comida alemana suelen tener todo tipo de bebidas así que para disfrutar de un sabor completo, no dudes en probar alguna de estas combinaciones. Hay que tener en cuenta que cada postre tiene una característica y un sabor. Por ejemplo, para postres de chocolate una cerveza de tipo Ale con sabor amargo combina a la perfección, mientras que para un postre de frutas lo mejor es una cerveza Framboise, que también podrás maridar con quesos y obtener un resultado perfecto.

Como puedes ver, hay una gran variedad de combinaciones que puedes hacer para descubrir un plato nuevo cuando comas en Restaurante Kruger. Déjate aconsejar por el camarero cuando pidas tu menú y disfruta de los mejores sabores de esta cocina tradicional. ¡Será todo un festival de sabores en tu boca!