Maridaje en comida alemana

El maridaje en la comida alemana, ¡disfruta del mejor sabor!

Dentro de la gastronomía alemana hay una gran variedad de platos. Aunque los más conocidos pueden ser los distintos tipos de salchichas y carnes, lo cierto es que en Alemania la verdura y los dulces también son muy importantes dentro del menú. Otro ingrediente fundamental, que llama la atención tanto a turistas como a foráneos, son los distintos tipos de cerveza y vinos que pueden degustarse combinados con estos platos.

Los festivales como el Oktoberfest han popularizado aún más estas bebidas y el maridaje que hace que podamos apreciar la gastronomía de este país en todo su esplendor. Hoy en día es posible encontrar buenas combinaciones en restaurantes de comida alemana. Para que puedas disfrutar de las mejores experiencias y sabores, aquí tienes algunos consejos para maridar bebidas alemanas.

Platos de carne suave
Para platos de aves y otras carnes suaves, acompañadas de salsas tradicionales, no hay nada mejor que una cerveza de trigo con un toque ácido. Por ejemplo, la Malzbiert hace una combinación perfecta con ahumados o platos cuyo ingrediente principal es el pavo. Para esta última carne también casa muy bien la cerveza alemana de tipo Ale.

Para pescado o marisco
Las cervezas amargas son las perfectas para complementar los sabores intensos de sal y toques marítimos. Para platos compuestos principalmente por pescados y marisco apuesta por una cerveza ácida que complemente el festival de sabores en tu boca. Las cervezas tipo Ale son muy adecuadas para pescados azules. Por ejemplo, las conocidos como Goleen y Mild Ale se utilizan mucho para combinar con platos del mar.

cerveza

Para carnes rojas
Hay determinadas cervezas que tienen un sabor especial porque contienen especias y otros ingredientes. En estos casos es posible combinarlas con carne roja para que sirvan de potenciador del sabor del plato. La mezcla será totalmente espectacular y querrás repetir. Una buena combinación para carnes rojas es la Brown Ale, con un toque afrutado y seco que casa muy bien también con un aderezo de roquefort ofreciéndote un gran sabor.

Para postres
Aunque tradicionalmente se asocia a la cerveza con la comida principal, lo cierto es que también puede tomarse con los postres. En los restaurantes de comida alemana suelen tener todo tipo de bebidas así que para disfrutar de un sabor completo, no dudes en probar alguna de estas combinaciones. Hay que tener en cuenta que cada postre tiene una característica y un sabor. Por ejemplo, para postres de chocolate una cerveza de tipo Ale con sabor amargo combina a la perfección, mientras que para un postre de frutas lo mejor es una cerveza Framboise, que también podrás maridar con quesos y obtener un resultado perfecto.

Como puedes ver, hay una gran variedad de combinaciones que puedes hacer para descubrir un plato nuevo cuando comas en Restaurante Kruger. Déjate aconsejar por el camarero cuando pidas tu menú y disfruta de los mejores sabores de esta cocina tradicional. ¡Será todo un festival de sabores en tu boca!