Comidas temáticas ¡Diversión asegurada!

Una manera de salir de la rutina en los almuerzos con amigos o las cenas de empresa es hacer comidas temáticas. Además de dar mucho juego a la hora de la comida, servirá para crear una experiencia única e inolvidable que hará que todos los asistentes se diviertan. Hoy en día es muy fácil preparar una comida temática y podrás buscar miles de ideas en Internet, así que, ¿por qué no te pones manos a la obra? Aquí tienes algunos consejos si no sabes muy bien por dónde empezar.

Busca un buen restaurante

Lo primero que tienes que hacer es localizar un restaurante donde realizar este evento. Ten en cuenta que será una comida en grupo y tal vez, más ruidosa de la cuenta. Quizás tengas que buscar un restaurante especializado en grupos o uno que tenga un reservado para que no molestéis al resto de comensales con vuestra diversión. También hay que tener en cuenta el menú que vais a tener: comida tradicional, japonesa, italiana… elige la que mejor se adapte al grupo y buscad un restaurante céntrico al que se pueda acceder con facilidad, como un restaurante en Princesa, en el centro de Madrid.

 Pruebas y gymkhanas

Restaurante krugerUna buena manera de hacer que la fiesta sea divertida es realizar pruebas, gymkhanas, acertijos o enigmas para amenizar la velada. Una competición individual o por equipos, con pruebas eliminatorias, puede ser muy divertida. Eso sí, hay que tener en cuenta que debe dar tiempo a comer entre prueba y prueba y que, si se hace eliminación, los concursantes que no han superado las pruebas anteriores no deben aburrirse. ¡La imaginación al poder!

Fiesta de disfraces

No hay nada más fácil de hacer que una fiesta de disfraces. Si es una comida de empresa podéis elegir alguna temática relacionada con la profesión, alguna fiesta que tenga que ver con vuestro sector o, simplemente, personajes de películas. Por ejemplo, si sois periodistas, una buena idea es ir vestidos como reporteros famosos de películas o series de televisión, ¡y que los demás traten de adivinar quién es quien! O si os dedicáis a la alimentación, que cada uno vaya representando a uno de vuestros productos de manera original. ¿No os parece una idea muy original?

Comidas nuevas

Una buena manera de tematizar la comida es hacerlo, precisamente, a través de los platos. Por ejemplo, busca un restaurante de comida alemana en Madrid y haz que los comensales degusten platos típicos de ese país que antes no habían probado nunca. O elige un restaurante japonés para conseguir sabores nuevos y auténticos. Todo vale para que sea una velada inolvidable para los asistentes.

Como ves, una comida temática puede ser una idea excelente si queréis hacer una comida en grupo que se salga un poco de lo normal. Sólo tenéis que tener un poco de imaginación y organizarlo en un lugar cómodo para que la fiesta sea inolvidable. Y, lo más importante, ¡disfrutad de la comida en buena compañía!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *