Receta de la sopa de Semmelknödel a la Cerveza Negra

Hablar de la comida alemana supone hacer referencia a un amplio número de productos, como las salchichas, y de recetas que, sin lugar a dudas, han hecho que aquella despierte el interés de quienes disfrutan paladeando nuevos sabores y descubriendo la gastronomía de los diversos rincones del mundo.

Por eso, a todos ellos queremos darles a conocer uno de los platos más significativos e importantes de Alemania: la sopa de Semmelknödel a la cerveza negra, que tiene un origen campesino. Y es que el hecho de que gracias a ella se entre rápidamente en calor era lo que hacía que los trabajadores del campo recurrieran a dicha receta para mejorar su estado y para recuperar fuerzas después de una dura jornada de trabajo a la intemperie.

Un sabor magnífico y sorprendente es el que tiene aquella sopa que se elabora a partir de los siguientes ingredientes:

Pan. En concreto se necesitan los conocidos y típicos panecillos Semmel, que se identifican por su forma redondeada. No obstante, también se pueden utilizar los panes de tipo hot dogs.

Carne de codillo.

Cebollino.

Huevo.

Aceite de sabor suave.

Perejil.

Pimienta negra.

Sal.

• Y la significativa cerveza negra alemana, uno de los productos más representativos del país germano.

Una vez que se tiene todo ello se procede a elaborar este exquisito plato, que dentro del menú ejerce como entrante. Lo que se hará será crear unas albóndigas de pan, huevo, cebollino, perejil y codillo, alimentos todos ellos que en un primer momento serán troceados, salpimentados y enharinados para ser fritos.

Posteriormente se procederá, una vez estén listas esas bolas típicamente alemanas, a cocerlas en un caldo donde la verdadera protagonista será la mencionada cerveza negra ya que se encargará de darle al plato un singular aroma y también un sorprendente sabor.

sopa de Semmelknödel a la Cerveza Negra

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *