Un evento tan importante como el Oktoberfest merece ser celebrado como manda la tradición. Para vivir Alemania y el festival lo máximo posible, hay que comer como un alemán, beber como un alemán y… vestir como un alemán. En Kruger te allanamos el camino para que acabes de decidirte: si vienes a nuestro restaurante con el traje típico germano, te regalamos dos barros de cerveza alemana con tu consumición. ¿Trato hecho? Ya ha quien lo ha probado…