menus navidad 2015 grupos

5 motivos por los que comer fuera de casa el día de Navidad

La Navidad está a la vuelta de la esquina y todo tipo de comercios y locales de ocio ya se preparan para la venta de regalos y el servicio de cenas de Navidad. En estas fechas de continuas reuniones con familiares, amigos y compañeros de trabajo se nos plantean algunas dudas bastante razonables, como por ejemplo qué es lo más adecuado el día de Navidad: ¿comer en casa o comer fuera? Aquí te damos 5 motivos por los cuales comer fuera es una gran idea.

glasses-919071_960_720

  • Ganas tiempo para estar con tus seres queridos. Estas fechas son muy especiales y lo más importante es que puedas pasar el máximo tiempo posible con tus amigos y familiares. Si decides realizar una comida de Navidad en casa será un bonito detalle para los demás, pero piensa en todo el tiempo que vas a pasar en preparando la comida mientras la gente va llegando o esperan en el salón. ¡Te vas a perderías todo eso! Mientras que si eliges comer fuera, podrás compartir más momentos con tu gente.
  • Cuentas con opciones económicas y suculentas para grupos. Los menús Navidad 2015 grupos que ofrecen algunos locales como Restaurante Kruger ofrecen comida abundante y de calidad a precios muy atractivos. Además, muchas de estas opciones de comida de Navidad incluyen barra libre en Madrid para que la celebración pueda alargarse sin preocupaciones.
  • No tienes que preocuparte de cocinar un plato que le guste a todo el mundo. Por si no fuera suficiente complejidad organizativa el mero hecho de hacer un almuerzo en casa para mucha gente, ¿cómo te aseguras de que aquello que preparas le va a gustar a todos los comensales? Una preocupación más que te puedes ahorrar saliendo a comer fuera.
  • No tienes que fregar los platos. Volviendo al tema de ahorrar tiempo, terminar una comida de Navidad nos puede dejar con una torre de platos, cubiertos y fuentes para fregar. Si salimos a comer fuera, todo esto estaría solucionado.
  • Como ya estás fuera, los bares de copas están cerca. ¡Que continúe la fiesta! Si has elegido un lugar céntrico para la comida de Navidad y después te apetece moverte a otro sitio para tomar unas copas, cervezas o para la cena, lo tendrás muy fácil. Si coméis en casa, es fácil que acabéis apalancados en el sofá después de un opíparo almuerzo. Así que si quieres estirar la fiesta un poco más, comer fuera es la mejor forma de comenzar.